Un error informático impidió que 400 personas se presentaran a las últimas oposiciones
Un error informático impidió que 400 personas se presentaran a las últimas oposiciones - EFE
EDUCACIÓN

La Junta no obligará a los maestros interinos a presentarse a todas las oposiciones

Un centenar de excluidos por un error informático en la última convocatoria exigen que el cambio tenga carácter retroactivo

GranadaActualizado:

La Junta de Andalucía está negociando con los sindicatos un cambio en el Decreto 302/2010, que regula el acceso a las plazas docentes. Según ha podido saber este periódico, la administración autonómica ha decidido renovar la normativa –la modificación tardaría unos meses en ser efectiva– con el fin de que los internos, que desde hace años están obligados a presentarse a cada convocatoria de oposiciones, puedan mantener su estatus sin salir de la bolsa de trabajo en el caso de no participar.

La Consejería de Educación habría decidido impulsar este cambio a raíz del error informático –reconocido y matizado por la propia Junta– que impidió a varios cientos de personas –entre opositores primerizos e interinos– presentarse a la última convocatoria, que se celebró el pasado verano. De las 4.000 solicitudes para participar en estas oposiciones, unas 400 quedaron incompletas por la farragosa interfaz de la aplicación digital, con lo que no pudieron realizar el examen y ese 10% quedó oficialmente fuera de la bolsa de empleo público. 

Fueron sólo 100 los afectados que finalmente denunciaron su situación. En declaraciones a ABC, éstos han criticado que la futura normativa no tendrá carácter retroactivo. Así se lo ha trasladado a los afectados la directora general de Profesorado y Gestión de Recursos Humanos de la citada Consejería, Antonia Cascales. En una reunión que tuvo lugar hace escasos días, Cascales habría reconocido que su situación es «injusta», pero Educación no sopesa aplicar el cambio de regulación de forma retroactiva por consejo del gabinete jurídico.

En manos de los jueces

Aunque la administración les ha asegurado que su pretensión es la de dar una solución al problema, de momento todo queda en manos de la justicia, que podría fallar a favor de los afectados; en ese caso, la Junta recurriría. El Defensor del Pueblo Andaluz está, de forma paralela, estudiando el caso para tomar las medidas oportunas, aunque sus resoluciones no son de obligado cumplimiento.

«Nos alegramos de que hayan hecho ese cambio y de que nuestra situación no vaya a pasarle a más gente, pero no estamos dentro de ese cambio», lamenta uno de los interinos excluidos de la bolsa de trabajo de Educación. Los afectados reclaman «que se siga trabajando para que se haga esa ley con carácter retroactivo», o, en su defecto, que la Junta de Andalucía les dé alguna otra respuesta para recuperar su puesto y salir del limbo jurídico en el que se encuentran.