Francisco Cuenca, esta mañana, en el pleno donde ha sido reprobado
Francisco Cuenca, esta mañana, en el pleno donde ha sido reprobado - L.R.
PLENO MUNICIPAL

Granada reprueba a su alcalde socialista tras llevar un año imputado

PP, Ciudadanos y un Podemos dividido impulsan la medida simbólica contra Francisco Cuenca

GranadaActualizado:

El alcalde de Granada, el socialista Francisco Cuenca, ha sido reprobado esta mañana en un pleno extraordinario del Ayuntamiento. Se trata de una medida simbólica que ha salido adelante con el apoyo del Partido Popular, Ciudadanos y Vamos Granada, la marca municipal de Podemos, por la investigación judicial que pesa sobre Cuenca desde hace más de un año y también por su cuestionada gestión. El regidor está imputado por la externalización del control de cursos de formación durante su etapa como delegado de Economía de la Junta de Andalucía en Granada, entre 2010 y 2011.

El primero en tomar la palabra ha sido el propio Cuenca, que ha reprochado a los grupos que hayan impulsado «un circo» que no se corresponde con la realidad de la ciudad. El alcalde ha defendido su gestión frente a las críticas recibidas y su inocencia: «Montan todo esto por una investigación». «Desgraciadamente, la justicia es lenta, pero sigo confiando en ella y sé que me va a dar la razón», ha apostillado el regidor socialista, que se ha enfrentado a la reprobación tras haberse negado a dimitir, como le pidió hace unas semanas Ciudadanos.

El portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, Manuel Olivares, ha comenzado su intervención citando el primer punto del acuerdo de gobierno entre la formación naranja y el PSOE, que insta a apartar a cualquier cargo político imputado: «No estamos juzgando, estamos cumpliendo lo que se firmó». «Está dando un ejemplo lamentable», ha aseverado Olivares: «Esto no es serio». «Tiene que irse, que corra la lista», ha insistido, antes de ahondar en los incumplimientos de Cuenca: «¿Dónde han quedado las medidas de abrir ventanas?».

Por su parte, el concejal de Izquierda Unida, Francisco Puentedura, ha reprochado a Ciudadanos que opten por la reprobación en lugar de impulsar una factible moción de censura que devolvería al PP el mando del Consistorio, «a un partido manchado por la sombra de la corrupción». Pero Puentedura también ha reconocido que hay motivos para reprobar la gestión de Cuenca, que ha calificado de «paripé» por ser puramente estética.

Podemos: sí y no

El grupo municipal de Vamos Granada, marca confluente de Podemos, ha votado dividido. La portavoz, Pilar Rivas, ha excusado su abstención y la de otro edil de Vamos Granada, Luis de Haro: «Es una reprobación que no va a ningún lado y que responde a las reglas de la vieja política». Al terminar su turno de palabra, la tercera concejal de Podemos, Marta Gutiérrez, ha agregado que su voto iba a ser favorable a la reprobación porque así lo habían decidido las bases de Vamos Granada por amplia mayoría, con un 85%; una escenificación de la división que impera en el grupo municipal. Sin embargo, los dos ediles que se han abstenido restan importancia a la investigación en la que está inmerso Francisco Cuenca.

La reprobación es «un brindis al sol, una declaración de intenciones», ha reconocido Rocío Díaz, la portavoz popular, aunque ha señalado que existen «muchos motivos» para reprobar al alcalde. Díaz ha cuestionado múltiples aspectos de la gestión municipal y ha hablado de «dejación de funciones» por parte del equipo de gobierno. La portavoz del PP también ha lamentado la actitud de Ciudadanos: «Algunos llevan más de un año mirando para otro lado, cuando en otros casos no podían esperar horas», ha dicho, en referencia al cambio de gobierno que propició Ciudadanos tras la Operación Nazarí, dándole la Alcaldía al PSOE. «Lo que valía para unos, debe valer para todos», ha señalado Díaz.

Además, ha recriminado a Cuenca su segunda y reciente imputación por las concesiones del Ayuntamiento a una discoteca. Y, de paso, ha mandado un recado a Ciudadanos, manifestándole su disposición a propiciar una moción de censura, pues el PP rechaza gobernar desde la oposición, como se plantea la formación naranja para evitar romper el pacto con el PSOE.

La respuesta del PSOE al resto de grupos la ha dado el concejal de Economía, Baldomero Oliver, quien ha arremetido contra Luis Salvador, a quien ha acusado de orquestar una campaña «personal». «Están ustedes haciéndole el juego a una persona que lo único que intenta es controlar su partido», ha afirmado Baldomero Oliver: «Es un auténtico depredador que no tiene el menor reparo en matar a sus adversarios. […] Tenga cuidado, señor Rivera, porque el siguiente es usted».

«¿A qué hemos dedicado estas dos horas?», ha preguntado Cuenca a modo de lamento antes de ahondar en la defensa de su gestión y ha enumeradouno a uno los hitos de su gobierno en movilidad, gastronomía, accesibilidad, fiestas turismo, cultura, investigación, igualdad… El regidor se ha explayado en su diatriba durante casi media hora, pero no ha evitado el sentido de la votación: como era de esperar, ha sido reprobado con el apoyo de Ciudadanos, PP y una de las tres ediles de Podemos. El PSOE ha votado en contra, mientras que Vamos Granada e IU se han abstenido.