La autovía de Granada, uno de los principales focos de contaminación
La autovía de Granada, uno de los principales focos de contaminación - ABC
CONTAMINACIÓN

Granada, la primera ciudad andaluza en plantar cara a la contaminación

La capital y su área metropolitana están entre las cinco zonas más afectadas de España por la boina de partículas nocivas para la salud

GranadaActualizado:

Los niveles de contaminación que soporta Granada y su área metropolitana se sitúan entre los cinco más elevados de España. En contra de lo que comúnmente se piensa, la cordillera Penibética dificulta la renovación del aire en la capital. A la particular orografía del lugar hay que sumar el cambio climático y una alta densidad de tráfico rodado, apenas mitigada con la irrupción del tranvía, lo que provoca la aparición de la famosa boina de partículas en suspensión nocivas para la salud; un problema al que Granada quiere ahora plantar cara con una normativa pionera en Andalucía.

El Ayuntamiento de la capital tiene previsto aprobar el próximo viernes en el pleno ordinario su propio Plan de Mejora de la Calidad del Aire con los votos favorables de al menos PSOE, PP y Ciudadanos. El documento recoge un total de 36 medidas con las que reducir los niveles de contaminación en la zona. Entre ellas, el Consistorio pretende comprar aparatos de medición en tiempo real, bonificar la compra de vehículos menos contaminantes o compañas de sensibilización.

El Plan de Mejora de la Calidad del Aire aspira a extender las zonas verdes y peatonalizadas en el casco urbano, donde ya se ha limitado la velocidad a 30 kilómetros por hora en espacios sensibles. El reglamento impondrá obligaciones a las empresas concesionarias de transportes para que adapten su flota para reducir las emisiones contaminantes. Además, tendrán especial importancia las políticas enfocadas en la revisión y renovación de calderas, uno de los focos de contaminación más significativos.

Sin cortes de tráfico

De este modo, Granada se convertirá en la primera capital andaluza en sacar adelante normativas para combatir la contaminación, precisamente cuando la Junta acaba de aprobar una nueva ley en ese sentido. En el resto de España ya es posible encontrar legislación similar, como la que fue aprobada en Madrid durante el último mandato popular y que Manuela Carmena ha decidido aplicar a rajatabla, sin renunciar a los no exentos de polémica y puntuales cortes de tráfico, extremo que, de momento, Granada descarta.

Aunque la situación es «preocupante», el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, asegura que no es «límite», pues no implica un «riesgo inminente» para la salud de la ciudadanía granadina. Pero es cierto que –puntualmente– se superan los niveles establecidos como aptos, si bien la normativa nacional vigente permite que se sobrepasen hasta un máximo de 18 ocasiones al año.