OBRAS CON RETRASO

El AVE a Granada acaba con la luna de miel entre PSOE y Ciudadanos

El partido naranja afea la confrontación del alcalde nazarí con Fomento y censura también sus útimas designaciones

Un tunel del AVE a su paso por Antequera
Un tunel del AVE a su paso por Antequera - ABC

«Chabacano y sin buscar el consenso». Justo cinco meses después de que su controvertido voto permitiera investirlo como alcalde, las primeras críticas de importancia del portavoz de Ciudadanos en Granada al socialista Francisco Cuenca llegaron ayer con forma de auténtico torpedo en la línea de flotación de la inestable nave municipal del PSOE, partido que sustenta un gobierno municipal con sólo ocho concejales.

El líder de la formación naranja en la capital granadina, Luis Salvador, atacó ayer directamente la que ha sido principal arma del nuevo regidor desde su nombramiento en mayo: la confrontación con el Ministerio de Fomento a cuenta de los retrasos y paralizaciones en las obras del AVE para su ansiada llegada a la ciudad nazarí.

El PSOE se ha sacado de la manga la posibilidad de modificar el proyecto de conexión

Granada lleva aislada ferroviariamente ya 500 días y el trazado de las vías a su paso por Loja se encuentra actualmente parado por desavenencias entre la empresa adjudicataria y el Gobierno central. Ante esa tesitura, Cuenca se ha convertido en este tiempo en el abanderado de las críticas al Ejecutivo (en funciones). Incluso el PSOE se ha sacado de la manga la posibilidad de modificar el proyecto de conexión, para lo que ha elevado dos proposiciones no de ley al Parlamento andaluz y al Congreso.

Ha sido precisamente esta circunstancia la que ha generado las críticas más duras de Salvador, quien acusó al alcalde —en todo momento personalizó en él sus ataques— de haber roto el consenso político y de buscar el «enfrentamiento directo» con el Ministerio. El dirigente de Ciudadanos censuró que los socialistas quieran retomar el convenio de 2008 que incluía la llegada soterrada del tren a la ciudad, lo que requeriría 300 millones más de los prespuestados actualmente. A los que habría que añadir otros 400 si también se regresa al proyecto anterior de la variante de loja.

En total, 700 millones de euros y la necesidad «de esperar más tiempo la alta velocidad». «Quieren aprovechar el parón y la desidia del PP para hacer lo de siempre:como lo hace el Partido Popular lo bloqueamos con medidas populistas», zanjó el también diputado naranja.

Nombramientos polémicos

Pero las críticas de Salvador no se circunscribieron a la actitud ante la demanda de infraestructuras, y dejaron ayer claro en el comienzo del curso político que el camino del socialista Francisco Cuenca en la Alcaldía, además de precario, puede estar plagado de espinas. El líder de C’s censuró los últimos nombramientos aprobados por el Ayuntamiento granadino. Entre ellos, el polémico ascenso del mando policial envuelto en una trifulca con una concejal del PP —su antigua jefa política— a la que criticó por su aspecto físico.

Salvador recordó que su partido apoyó hace cuato meses el cambio de color político en la Alcaldía «para evitar confrontaciones y sacar a la Administración del clientelismo», por lo que acabó afeando una gestión«personalista» que no procura la adopción de acuerdos entre los grupos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios