CASO ALHAMBRA

La empresa que gestiona las entradas de la Alhambra, también bajo sospecha

El fiscal investiga un contrato de 400.000 euros que adjudicó el Patronato en 2012

La anterior directora del Patronato de la Alhambra, Mar Villafranca
La anterior directora del Patronato de la Alhambra, Mar Villafranca - RAMÓN L. PÉREZ

La empresa que gestiona el servicio de entradas del monumento más visitado de España está en el punto de mira del Ministerio Público. El fiscal tiene en su poder una denuncia por la adjudicaciónde un contrato que obtuvo la sociedad Servex SCA. Manuel Ulises Sánchez, uno de los socios fundadores, trabaja en este mismo departamento desde hace una década. En 2012 declaró como testigo durante la instrucción del «caso Alhambra», que está siendo juzgado actualmente, y este jueves lo hará en calidad de perito.

El informático Manuel Ulises Sánchez ya era administrador del servicio de gestión de entradas cuando éste sale a concurso. Ulises ocupa desde 2006 el puesto en el que estuvo Diego Galindo Saeta, imputado en el «caso Alhambra» y jefe de Informática de Taquilla de la Alhambra, quien cayó en desgracia tras redactar un informe en 2005 dirigido a la entonces secretaria del Patronato de la Alhambra. Este escrito fue incluido en un peritaje solicitado por el juez instructor, Miguel Ángel del Arco. En él daba cuenta de anomalías en la impresión de las entradas, aunque más tarde alegó que se debía a un error estadístico del sistema informático. Muy distinta fue la declaración como testigo de Manuel Ulises Sánchez, que sólo contestó a una veintena de las más de 100 preguntas que le fueron formuladas en sede judicial en 2021.

El incesante goteo de detenciones e imputaciones por el supuesto fraude en la venta de entradas del «caso Alhambra» concluyó en 2014. La fase de instrucción terminó con dos empresas procesadas y 77 personas imputadas. Muchos de ellos, trabajadores del monumento, presuntamente responsables de haber cometido irregularidades.

Sin rastro de la mesa de contratación

Servex se creó en 2011, año en el que sale a concurso el servicio de gestión de entradas, adjudicado finalmente en febrero de 2012 por un montante de 414.369,39 euros. En el Perfil del Contratante de la Junta de Andalucía, si bien aparecen los pliegos de prescripciones técnicas y cláusulas administrativas, no hay rastro del informe de la mesa de contratación. Además, aunque en todo momento se alude a un procedimiento de contratación abierto, en el documento de adjudicación firmado por Mar Villafranca, exdirectora del Patronato, el contrato se presenta como negociado.

Según el pliego de prescripciones técnicas, la empresa adjudicataria debía haber facturado un mínimo de 100.000 euros en los 3 años anteriores a la publicación del concurso. Era imposible que Servex, fundada en 2011, cumpliera este requisito; la empresa no se hace responsable de la decisión del Patronato. «Sí, esa parte, pues la parte técnica… Lo que pasa es que nosotros no… Estuvimos aquí primeramente de autónomos y esa parte la tenemos de la experiencia del trabajo. Supongo que lo valorarían así», han argumentado fuentes de Servex: «Una cosa es que sea un requisito obligatorio y excluyente y otra cosa es un requisito que se pide».

Servex fue la única empresa que se presentó al concurso. Si otra sociedad hubiera participado y empatado a puntos –bajo criterios ciertamente inconcretos–, Servex habría tenido las de ganar. En un hipotético caso de empate, el Patronato habría primado a las cooperativas andaluzas de trabajo asociado y a las sociedades que «desarrollen medidas destinadas a lograr la igualdad de oportunidades» entre hombres y mujeres, criterios de paridad a los que se ajustaba la composición de Servex.

La actual dirección del Patronato de la Alhambra y el Generalife no tiene «nada que decir» sobre la adjudicación de 2012: «Pertenece a una etapa anterior». El servicio de gestión de entradas volvió a salir a concurso en 2016 y fue de nuevo para Servex, aunque ya con todos los requisitos cumplidos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios