Acceso a las consultas externas de un hospital granadino
Acceso a las consultas externas de un hospital granadino - Diego Márquez
SALUD

Dimiten los jefes de Urgencias del PTS y del Virgen de las Nieves de Granada

El PP califica de «bochornosa» la dimisión por «dignidad ante la evidente falta de personal»

GRANADAActualizado:

Los jefes de Urgencias del hospital de Traumatología –perteneciente al complejo del Virgen de las Nieves– y del hospital del PTS, ambos en la capital granadina, presentaron sus renuncias ante las direcciones de los centros el miércoles y el jueves de esta semana, respectivamente.

La principal causa de esta dimisión, según informa Ideal de Granada, es la falta de personal que, concretamente en el PTS, se reduce a seis médicos de guardia las 24 horas para atender entre 450-500 usuarios diarios. «Esto se saca adelante con el sobreesfuerzo del personal, porque se sobrepasan los estándares recomendables de pacientes asignados a médicos y enfermeros», apostilló un doctor de urgencias.

Por ello, consideran necesario que se aumenten las plantillas para poder dar una asistencia de calidad, sin tantas demoras y con mayor agilidad en el ingreso de pacientes. «Tenemos problemas con las demoras y no podemos atender a los enfermos en el tiempo que sería deseable. A eso se suma otro asunto grave: los retrasos en los ingresos desde las Urgencias, con pacientes que pasan hasta 70 horas en un sillón o en una cama provisional antes de ser subidos a planta. Todos los días, las Urgencias amanecen bloqueadas», explicó un empleado del hospital.

A tenor de estas dimisiones, el PP de Granada ha calificado de «bochornoso» que hayan tenido que presentar su renuncia por «dignidad ante la evidente falta de personal», y que no hayan renunciado los responsables políticos del Gobierno andaluz, «que son los que han dado lugar a la esperpéntica situación de la sanidad pública en Granada».

En una nota de prensa, la parlamentaria del PP-A Eva Martín ha manifestado que «queda demostrado una vez más que no podemos confiar en la palabra de la consejera Marina Álvarez, que afirmó que el proceso en Granada se ha hecho desde el consenso y con éxito», y ha añadido que, mientras haya carencia de personal, «no se podrá prestar un servicio en condiciones de calidad y seguridad».

La diputada autonómica ha puesto el acento en que la fusión que se acometió en Granada fue «un ERE encubierto tanto de infraestructuras como de personal», y en que, ahora, con la desfusión, se han devuelto las infraestructuras «pero no se ha recuperado al personal del que se prescindió».

La Junta de Andalucía, por su parte, ha asegurado que los dos hospitales de Granada cuentan ahora con más personal que en 2016. El delegado territorial de Salud en Granada, Higinio Almagro, ha explicado a Efe que los relevos en cualquier tipo de organización son normales y ha considerado que el «paso atrás» que han dado el responsable de urgencias del hospital del PTS y el jefe también de urgencias de Trauma responden al fin de un proyecto.

Almagro ha agradecido el trabajo de los dos cargos y ha subrayado que la plantilla de los dos hospitales de Granada está por encima de los 8.200 profesionales, una cifra que supone 700 más que en 2016, cuando comenzó la ya derogada fusión sanitaria.

Ha apuntado además que los servicios de urgencias han incrementado el número de facultativos y que cuentan con una plantilla «dimensionada» paradar una «respuesta adecuada» a los granadinos, pese a lo que la Junta mantiene un compromiso de mejora que pasa por incorporar personal y equipamiento.