La Junta mantiene que culminará la «desfusión» en Granada para la primavera de 2018.
La Junta mantiene que culminará la «desfusión» en Granada para la primavera de 2018. - EFE
SANIDAD

La «desfusión» hospitalaria de Granada: al 25% a falta de tres meses para concluir

Tras varios retrasos, el proceso de reversión está aún lejos de completarse, aunque la Junta mantiene que cumplirá las fechas

GranadaActualizado:

Costó casi medio año, varias manifestaciones históricas y tensas reuniones que la Junta de Andalucía aceptara dar marcha atrás al proceso de fusión hospitalaria. Tras cesar a la cúpula de la Consejería de Salud y asumir la «desfusión»el pasado mes de febrero, el Gobierno autonómico se comprometió a dibujar un nuevo mapa sanitario. Iba a estar terminado antes del verano, se pospuso a octubre y, de momento, el Servicio Andaluz de Salud habla de la primavera de 2018 como fecha límite para cumplir su promesa, aunque actualmente apenas se ha avanzado en la reversión.

Según la información a la que ha tenido acceso ABC, la «desfusión» está todavía lejos de completarse, aunque el SAS se niega a hablar de retrasos y sus dirigentes aseguran que se cumplirán las fechas dadas. Sin embargo, la administración sólo ha separado –aproximadamente– uno de cada cuatro de los más de 40 servicios sanitarios con los que en total cuentan los hospitales de Granada.

En concreto, los servicios que ya operan de forma independiente y con un reparto equitativo de los recursos son: Urología, Cirugía General, Endocrinología, Dermatología, Farmacia, Enfermedades Infecciosas, Medicina Nuclear, Reumatología, Salud Mental y Cirugía Mayor Ambulatoria.

A medio camino

El resto se encuentran a medio camino o directamente continúan funcionando conjuntamente. Otros servicios, en cambio, están oficialmente separados, aunque las plataformas sanitarias consideran que el reparto no ha sido equitativo, ya sea por el personal o la tecnología adjudicada a cada centro. Tras ser consultada recientemente por este periódico, la dirección de los hospitales de Granada se limitó a afirmar que «muchos servicios ya funcionan de manera independiente y se encuentran en su ubicación definitiva».

 La versión oficial dista de la que sostienen las plataformas sanitarias que rubricaron la «desfusión» con la Junta, las cuales lamentan la falta de interés por culminar el proceso e inciden en la necesidad de finiquitar las obras del Hospital de Traumatología para desbloquear la situación.

El Hospital de Traumatología es una pieza clave en el puzle de la «desfusión» hospitalaria. Las plataformas sanitarias aseguran que la situación de bloqueo no cesará hasta que no finalicen las reformas en el edificio, pues impide que se avance en el reparto de servicios, tecnología y personal.

Por otro lado, la Junta lleva meses sin pronunciarse acerca de otro de los compromisos a los que llegó con la ciudadanía granadina, como el del cese de todos los responsables del proceso de fusión, algo que la administración ha dicho que compete a las juntas de trabajadores, que deben ser elegidas de nuevo, aunque otras fuentes críticas con el SAS aseguran que la decisión podrían tomarla directamente los gerentes de los hospitales.