Francesco Arcuri, la expareja de Juana Rivas, en los juzgados de Granada
Francesco Arcuri, la expareja de Juana Rivas, en los juzgados de Granada - EFE
CASO JUANA RIVAS

El contraataque de Francesco Arcuri: denuncias a discreción contra periodistas, políticos y leyes de España

Su nuevo abogado compara la estrategia de defensa de Juana Rivas con los nazis y opina que ley contra la violencia de género provoca más muertes

GranadaActualizado:

Ha pasado una semana desde que Francesco Arcuri regresó a Italia acompañado por fin de sus hijos después de que Juana Rivas, tras un mes desaparecida con los menores, acatara la orden judicial que la obligaba a entregarlos. Pero el culebrón veraniego que parecía estar llegando a su fin ha sumado un último capítulo. Este miércoles, el nuevo abogado que representa a Arcuri ha anunciado denuncias a discreción contra periodistas, políticos e incluso contra la Ley de Protección Integral contra la Violencia de Género de España.

Según relata en su blog el letrado José Luis Sariego, Arcuri ha emprendido acciones legales en Italia contra una docena de periodistas y políticos quesupuestamente le han «difamado» en todo tipo de medios de comunicación, incluidas las redes sociales, a los que reclama una indemnización millonaria. Entre los 12 denunciados –cuyos nombres se desconocen por el momento– se encuentra la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que desde el primer momento y hasta esta semana se ha pronunciado a favor de la madre granadina.

Además, Francesco Arcuri ha decidido acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos y la Comisión Europea –«a través de varios europarlamentarios italianos»– para pedir «auxilio» ante la «inadmisible intromisión en la vida privada de un ciudadano italiano». En su contraofensiva, Arcuri pretende que las instituciones comunitarias tumben la Ley de Protección Integral contra la Violencia de Género «por vulnerar sus derechos y los de todos los hombres que vivan en España», incluidos los ciudadanos italianos.

Paradójicamente, se da la circunstancia de que dicha ley no se ha aplicado en el caso de Juana Rivas. Si bien Arcuri fue condenado en 2009 por un delito de lesiones en el ámbito familiar –por «golpearla repetidamente», dice la sentencia–, el hecho de que no se haya tramitado la denuncia que Rivas interpuso contra él en 2016 por violencia de género ha imposibilitado cualquier posible interpretación de esta normativa. La denuncia por malos tratos ya está siendo investigada en Italia, después de que las autoridades judiciales españolas la tradujeran y la enviaran el pasado mes de agosto.

Juana y los nazis

Para José Luis Sariego no hay duda de que la legislación española en materia de violencia de género es un «acreditado fracaso social y político». El abogado cree que no sólo no ha servido para reducir el número de mujeres asesinadas, sino que «ha incrementado el número de niños asesinados por sus madres y por sus padres», así como la cifra de hombres asesinados por sus mujeres. «Una ley que provoca más víctimas y más violencia, es una mala ley», sostiene Sariego, que observa«similitudes» entre la estrategia de defensa de Juana Rivas y la de los «criminales nazis en el tribunal de Núremberg para justificar sus atrocidades».

«La discriminación que sufren los hombres en España es intolerable», critica en su comunicado el letrado de Arcuri, que opina que basta con que una mujer diga que ha sido maltratada para que «desaparezcan» los derechos humanos que posee todo ciudadano europeo que resida en España, así como los derechos de los derechos de los niños reconocidos en los tratados internacionales. Sariego omite otras normativas, también europeas, como el Convenio de Estambul, que reconoce a los hijos de víctimas de violencia de género como víctimas de dicha violencia, del mismo modo que la legislación española.

Rivas relata su «infierno» en TV

Juana Rivas ha concedido este miércoles su primera entrevista tras un verano fugada. Lo hizo en los platós de Telecinco, donde relató el «infierno» al que asegura haber estado sometida durante su relación con Francesco Arcuri. La madre de Granada repasó la historia de la pareja, que estuvo marcada desde un principio por los celos de él: «Yo los confundía con amor».

«Me ha maltratado muchas veces, no sólo una», apuntó Rivas, que narró al detalle múltiples escenas de violencia presuntamente protagonizadas por Arcuri. Según la madre, él ejercía un férreo control sobre ella ante cualquier salida y la agredió en diversas ocasiones con bofetones, estrangulamientos, patadas y todo tipo de insultos.