GRANADA

Así amenazaban los jefes de la Alhambra: «Como saques algo, toda la Junta irá a por ti»

La secretaria general del Patronato tenía una secretaria cuyo sueldo pagaban diferentes empresas adjudicatarias de servicios

Imagen de una de las puertas del monumento nazarí
Imagen de una de las puertas del monumento nazarí - EFE

La secretaria general del Patronato de la Alhambra y el Generalife (PAG), Victoria Chamorro Martínez, una de las principales investigadas en el fraude de las audioguías, tenía una secretaria cuyo sueldo pagaban diferentes empresas adjudicatarias de servicios. Cansada de esta situación, la trabajadora, que antes había realizado las mismas tareas como funcionaria interina, decidió tirar de la manta. Interpuso una denuncia ante la Inspección de Trabajo de Granada. El mismo día que un inspector visitó la sede del patronato y certificó la irregularidad, «Victoria Chamorro le dijo que se fuese de allí, la llevó a una sala cerrando la puerta y le dijo textualmente: ‘Como saques alguna información de aquí, no solamente irá el Patronato a por ti, sino toda la Junta’».

A partir de ese día no regresó a su trabajo, hasta noviembre de 2012, cuando un juzgado anuló su despido. Así lo detalla un informe de la Policía Judicial remitido al Juzgado de Instrucción número 4 de Granada que investiga a esta «organización criminal», como denomina a la anterior cúpula encargada de la gestión del monumento para adjudicar contratos a dedo a «empresas amigas». El caso provocó la dimisión de la directora del Patronato, María del Mar Villafranca. La Policía cree que son patentes las «connivencias basadas en la relación íntima de amistad o incluso de vínculos familiares entre los directivos del PAG y los responsables de varias empresas licitadoras». Concluye que el órgano gestor funcionó como «una auténtica agencia de colocación».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios