Alumnos de la Escuela Oficial de Idiomas de Granada piden su mudanza ante la Junta.
Alumnos de la Escuela Oficial de Idiomas de Granada piden su mudanza ante la Junta. - L. R.
EDUCACIÓN

Los alumnos de la EOI de Granada pedirán a los Reyes Magos trasladarse de sede por «miedo»

La Junta espera que la Subdelegación resuelva los problemas de inseguridad de la Escuela Oficial de Idiomas

GranadaActualizado:

El alumnado de la Escuela Oficial de Idiomas de Granada encara su primera semana de movilizaciones para exigir a la Junta de Andalucía que mude la sede a otra zona de la capital, como pedirán simbólicamente por carta a los Reyes Magos. El motivo de esta rebelión es el «miedo» que les produce su enclave, donde se han registrado numerosos incidentes de robos, agresiones e intimidaciones desde que empezaron el curso en un nuevo edificio ubicado en el marginal barrio del Almanjáyar.

Este martes tienen previsto registrar una avalancha de reclamaciones individuales «por las malas condiciones» del centro, ya que los alumnos consideran que no reúne las condiciones óptimas para la docencia. Esgrimen que la acústica de las aulas es nefasta y denuncian problemas de corriente eléctrica –la EOI comparte contador con enganche ilegal con el colegio contiguo– que provocan caídas de la luz.

El miércoles los alumnos se concentrarán ante la Delegación de Educación, así como a las puertas del Ayuntamiento de Granada para reivindicar el traslado. Como acto simbólico y satírico, el jueves volverán a juntarse para entregar a los Reyes Magos su carta, en la que pedirán «una sede digna para la EOI» y, por último, el viernes participarán en una carrera nocturna. Además, barajan la posibilidad de no presentarse a los exámenes de este trimestre en señal de protesta.

La Junta pide más seguridad

Por el momento, la única solución aportada por la Junta es la de acometer reformas en el edificio. Educación no es favorable al cambio de sede y espera que sean los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado los que acaben con esta situación. En una carta remitida a la Subdelegación del Gobierno, el delegado del ramo en Granada, Germán González, ha solicitado una reunión «urgente» con el subdelegado, Francisco Fuentes, para que «arbitre las medidas necesarias en uso de sus competencias» con el fin de garantizar «la seguridad pública en el entorno».

El delegado de Educación reconoce en su escrito los «presuntos delitos de distinta consideración» que se han registrado, «como robos de vehículos, daños en los mismos, tirones de bolsos y enseres particulares». El subdelegado del Gobierno ya contestó hace unos días a González, a quien acusó de confundir «intencionadamente» al alumnado: «Se quiere desviar la atención hacia el tema de la seguridad».

Francisco Fuentes considera que la institución responsable de la situación es la Delegación de Educación «porque en su momento desoyó las voces de la comunidad educativa del centro, que siempre se mostró en contra del cambio de sede». No obstante, el subdelegado manifestó su disposición a atender «cualquier petición» para «estudiarla, como no podía ser de otra forma».