PROTESTA

Y las empresas de congresos de Córdoba se hartaron

El sector exhibe su malestar contra el parón del Palacio de la calle Torrijos y la demora del centro ferial

Los asistentes a la reunión, con el Centro de Ferias y Convenciones al fondo
Los asistentes a la reunión, con el Centro de Ferias y Convenciones al fondo - ABC

«Estamos a la cola de ciudades de turismo de negocios y congresos. No hay promoción. No hay equipamientos mientras más de siete mil empresas que dependen directa e indirectamente de este sector en Córdoba nos encontramos atados de pies y manos ante esta situación tan grave». Así de contundente se mostró ayer Vicente Serrano, empresario del ramo de la organización de los congresos y máximo dirigente de la patronal de esta rama tanto a nivel nacional como andaluz.

Más de una treintena de representantes de una quincena de asociaciones empresariales (desde los taxistas a los joyeros pasando por las agencias de viajes, el mundo ecuestre o los hosteleros...), entidades e instituciones como la Cámara de Comercio, la Universidad de Córdoba, o centros como el Hospital de la Arruzafa y San Juan de Dios, los sindicatos CC.OO. y UGT visualizaron ayer en una imagen el malestar y la unión de un sector contra la ausencia de espacios expositivos y congresuales en Córdoba en estos momentos. La situación se arrastra desde hace dos años y cuya resolución no parece ni fácil ni temprana.

Maraña burocrática

Por un lado, como ya avanzó ABC, el Palacio de Congresos de la calle Torrijos propiedad de la Junta sigue enfrascado en una maraña judicial y burocrática. Con la mitad de las obras por resolver, la rescisión del contrato con Aldesa (que ha recurrido) sigue incompleta puesto que siguen apareciendo servicios contratados que el Gobierno andaluz debe cortar. Aún restará redactar un proyecto de conclusión y licitar el remate de los trabajos. No hay horizonte temporal. En el caso del Centro Ferial y de Convenciones situado en el antiguo pabellón expositivo del Parque Joyero el estado no es mucho más halagüeño. El Ayuntamiento ha comunicado estos días a las empresas organizadoras de congresos una nueva fecha que se antoja difícil de cumplir: tercera semana de noviembre. Ni el ritmo de las obras, ni la negativa a la modificación del proyecto que planteaba la constructora por parte de los técnicos municipales y los propios cauces alegatorios o prórrogas que la adjudicataria presente añaden optimismo.

Los asistentes a la reunión celebrada en el recinto fabril también abordaron las incógnitas que suscita ahora mismo la falta de un modelo de gestión para el centro de iniciativa municipal al igual que ocurre con el espacio de la Junta, del que además del parón en los trabajos nada se conoce sobre una futura gestión que fue cancelada por irregularidades a cargo de la última firma que explotaba este equipamiento.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios