BALONMANO

El Ximénez espera al coloso Barcelona

El conjunto pontanés tratará de recuperar sensaciones antes de cerrar la primera vuelta

Víctor Tomás lanza ante la oposición de De Hita
Víctor Tomás lanza ante la oposición de De Hita - EFE

Mañana es un día de fiesta en Puente Genil. Una nueva fecha para el recuerdo (y ya es la cuarta), porque el Barcelona vuelve a medirse al Ángel Ximénez-Avia en partido de Liga. En sí, una batalla que se antoja imposible en lo que respecta al apartado de los puntos. Sin embargo, una batalla en la que se enrolarán con agrado los jugadores entrenados por Quino Soler.

La cita tiene lugar a las 20:30 en el Pabellón Miguel Salas. Se espera una amplia afluencia de público, aunque aún hay cargo de entradas disponible en taquillas. Pero es única, puesto que en el 40x20 de Puente Genil está todo un candidato al título de campeón de Europa.

En cuanto al apartado de bajas, el Ximénez se presentará sin Mario Porras y Chispi, si bien es cierto que el sevillano ha sido una de las alegrías de la semana. Ya tiene el alta médica y no es descartable que entre antes de finales de año. Por lo demás, todos para vivir un partido distinto en el que se mezclarán por igual las sensaciones del honor con las del sufrimiento.

Porque el Barcelona, hasta el momento, es intratable. De hecho, lleva tres temporadas rozando la perfección en España. No en vano, hace pocas fechas encadenó 100 partidos de Liga sin perder, en una clara señal de lo que supone su hegemonía. De hecho, los jugadores del Barcelona acudirán a la cita con la obligación de demostrar su superioridad, pero sabiendo que de fondo está el gran partido de Champions del fin de semana ante en Paris Saint Germain.

Con todo, Xavi Pascual no quiere ningún tipo de relajación y la mejor prueba es que sólo deja en la Ciudad Condal al lesionado Jicha. Además, dejó un claro mensaje a los suyos al recordar que «Puente Genil siempre nos aprieta en casa». Así, por ejemplo, queda el caso de la temporada anterior, cuando el Barcelona rozó la perfección.

Porque para el Ximénez el partido, de salida, es una opción de recuperar sensaciones antes de cerrar el primer tramo de la temporada ante Ciudad Encantada y Benidorm, así como la eliminatoria de octavos de la Copa del Rey.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios