MUNICIPAL

Vimcorsa arranca el trabajo del nuevo plan local de vivienda

El documento se centra en las necesidades del usuario y en premisas modestas

La presidenta y el gerente de Vimcorsa en una rueda de prensa
La presidenta y el gerente de Vimcorsa en una rueda de prensa - ÁLVARO CARMONA

Hace apenas unos años, el anuncio de un nuevo plan local de vivienda en Córdoba hubiera sido motivo de grandes titulares. Ahora, la importancia de un trabajo de estas características es mucho menos relevante ya que las posibilidades de la empresa municipal Vimcorsa y de los futuros compradores de los pisos de protección oficial. La clave será, según anunció ayer la presidenta de la sociedad municipal, Alba Doblas (IU), un estudio más personalizado de las necesidades de los demandantes y una diversificación de las vías para acceder a la vivienda «considerada como un derecho».

Los responsables de Vimcorsa aseguran que el modelo será radicalmente distinto al del último programa de vivienda pública, que establecía la construcción de 7.000 pisos en cinco años. Aprobado en 2010, esta programación nunca se llegó a cumplir por el estallido de la crisis económica y de las enormes dificultades de las familias para el acceso al crédito.

Una cuestión parece relevante. La sociedad pública asegura haberse quedado sin viviendas vacías. Las siete que le quedan (40 al inicio del mandato) se encuentran apalabradas y pendientes de que los clientes consigan la financiación necesaria para la subrogación del préstamo. Actualmente, la empresa está realizando las dos fases de una promoción en la zona de Hipercor. En total, 120 nuevos pisos que se entregarán a finales de 2017. La firma pública asegura que emprenderá también acciones para adquirir nuevos suelos.

Doblas aseguró que uno de los objetivos pasa por establecer nuevos cauces de acceso a la vivienda. Se trabajará en cuestiones que superen la tradicional dicotomía entre alquilar y comprar. En concreto, se abordará la constitución de cooperativas de viviendas, permutas de pisos (Vimcorsa ya inició un programa similar con poco éxito) o fórmulas mixtas como los alojamientos. El equipo de la empresa municipal pretende incorporar proyectos como la creación de cooperativas para la rehabilitación de patios, una iniciativa que presentó en marzo para conseguir fondos europeos pero que no obtuvo el éxito esperado para esta finalidad. La iniciativa se recuperará para el próximo plan de vivienda que aparece expresamente vinculado a la realización de acciones de rehabilitación.

El futuro programa público tardará en torno a un año en redactarse, sobre todo, porque se pretende que sea un plan de vivienda cuyas iniciativas nazcan de un poderoso proceso de debate social. Se quiere trabajar prácticamente barrio a barrio y colectivo a colectivo. Vimcorsa trabaja con una información, la del Registro de Demandantes, donde aparecen unas 7.000 personas. En la lista de adquisición se encuentran 5.000 registros mientras que en la lista para alquiler aparecen otros 5.000 (hay personas que se apuntan a ambas). El proceso pretende depurar la información de la demanda pero también de la oferta con el propósito de conocer aspectos como el número de viviendas vacías.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios