Un trabajador en la cementera cordobesa de Cosmos
Un trabajador en la cementera cordobesa de Cosmos - VALERIO MERINO
Urbanismo y medio ambiente

El último informe de la Junta sobre Cosmos fuerza a una reunión de urgencia en el Ayuntamiento cordobés

El PP asegura que si la Administración andaluza se ratifica en su permiso ambiental, «eso ya va a misa»

CórdobaActualizado:

Finalmente, un informe de la Junta de Andalucía en relación a la actividad de la cementera cordobesa Cosmos ha provocado una reacción directa en el seno del cogobierno local de PSOE e IU. Tras la publicación en este periódico de que la Consejería de Medio Ambiente avalaba en un estudio tanto la ubicación como los usos de la fábrica, a partir de la autorización ambiental de la que disfruta desde 2007, el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), Pedro García (IU), y el concejal de Presidencia, Emilio Aumente (PSOE) se van a ver las caras a primera hora de la tarde para estudiar la situación.

«Hasta que no veamos el informe completo de la Junta no vamos a realizar ninguna valoración», había señalado previamente el propio Aumente, durante su comparecencia pública con motivo de los acuerdos de la Junta de Gobierno Local (JGL), en una postura avalada por la concejal de IU y responsable de la Hacienda local, Alba Doblas.

Hay que recordar que Emilio Aumente en su día llegó a advertir del carácter de retroactividad que tendría cualquier decisión municipal o judicial con respecto a Cosmos y eso es precisamente lo que ha ocurrido con este nuevo informe, según ha avanzado ABC en su edición de hoy. Y es que la situación de la cementera sería similar al de otros cuatro puntos industriales de la ciudad como son los depósitos de combustibles de la A-4 y una gran granja porcina (ambos sin autorización ambiental, o las industrias agroalimentarias cerca de la barria del Ángel o un gesto de residuos peligrosos en las Quemadas o la fundición de Electromecánicas (que si tienen autorización de la Junta).

Peligros de la retroactividad

«Ahora se abre un debate sobre esta nueva situación, que, en realidad, ya se conocía de antemano que podría ocurrir porque se les había advertido por hache y por be de la retroactividad», ha apuntado, por su parte, esta mañana, el viceportavoz municipal del PP, Salvador Fuentes, quien tampoco ha querido profundizar mucho en la materia, ya que han sido citados para el próximo lunes, cuando se les dará a conocer la totalidad del contenido del informe «y no sólo lo que ha aparecido en prensa».

En su opinión, la culpa de lo que pueda pasar con otras empresas, al margen de Cosmos, que están ya afianzadas en la ciudad, se debe al «atajo que ha querido cogrer IU, y que ellos mismos calificaron de esta manera para emularse al caso de Alcalá de Guadaira, y que todavía no sabemos hasta dónde llegará?». En cualquier caso, «si la Junta se retifica en el permiso que le concedió, eso tiene que ir a misa», ha abundado, antes de puntualizar que hasta la fecha, «han hecho caso omiso de los informes que les han ido llegando, como el de salud elaborado también por la Junta».