Solano, a la izquierda con el 6, celebra junto a sus compañeros el pase a la final
Solano, a la izquierda con el 6, celebra junto a sus compañeros el pase a la final - EFE
FÚTBOL SALA

Tres cordobeses estarán en la final del Campeonato de Europa de Eslovenia

Bebe, Solano y Barrón forman parte de la selección española que se medirá a Portugal

CÓRDOBAActualizado:

La selección española de fútbol sala consiguió este jueves su pase a la final del Campeonato de Europa que se disputa en Eslovenia. Los pupilos de José Venancio López doblegaron a Kazajistán en un encuentro repleto de emoción y que acabó con empate a cinco tras la prórroga. La tanda de penaltis tuvo que romper la igualdad vista en el Pabellón Arena Stožice de Liubliana. Ahí apareció la figura del guardameta Sedano que detuvo la pena máxima de Taynan mientras que Miguelín, Ortiz y Lin materializaron los lanzamientos ejecutados (3-1).

Tres cordobeses estarán en esa cita demostrando el potencial del fútbol sala en la provincia: Rafael García «Bebe» (cierre de Movistar Inter), su compañero de equipo Francisco Solano (pívot) y el guardameta Carlos Barrón (Palma Futsal). El míster finalmente no contó en la cita internacional con otros dos jugadores que habían participado regularmente con la escuadra nacional como son Andrés Alcántara «Andresito» (ala de ElPozo Murcia) y Manuel «Lolo» Urbano (cierre de Palma Futsal).

La Portugal de Ricardinhoespera a España el sábado (21.00 horas) después de un Europeo que arrancó con dudas. Francia y Azerbaiyán compartieron el Grupo D con los actuales campeones. Los galos dieron el susto inicial al colocarse 2-4 en el debut cuando restaban catorce minutos para la conclusión. Sin embargo, los cordobeses Solano y Bebe lograron las tablas a cuatro y repartir los puntos. Por la mínima, con gol de Pola, ajustició la selección a los azerbaiyanos accediendo a los cuartos de final. Otra solitaria diana de Pola contra Ucrania, unida a la gran defensa desplegada, bastó a España para tener plaza en la final.

El camino de los lusos en el Grupo C fue más plácido. Goleada por 4-1 ante Rumanía y 5-3 frente a Ucrania sellando el acceso a cuartos. Allí no tuvo rival, ya que destrozó las esperanzas de Azerbaiyán anotando un rotundo 8-1. Más competida estuvo la semifinal con Rusia después del 3-2 que dejó el electrónico. España no lo tendrá nada fácil para conseguir su octavo título europeo (1996, 2001, 2005, 2007, 2010, 2012 y 2016).