Policía Nacional

Trece detenidos en Las Palmeras dentro de un clan dedicado a la venta de drogas

La investigación, que sigue abierta, está en marcha desde el pasado mes de agosto y se ha incautado abundante material estupefaciente y armas

Despliegue policial en el barrio de Las Palmeras
Despliegue policial en el barrio de Las Palmeras - Valerio Merino

Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de trece personas, durante la pasada semana, por la presunta comisión de un delito contra la salud pública, a las que se les acusa de traficar con cocaína, todo ello tras efectuar seis registros domiciliarios en distintos puntos del barrio de Las Palmeras.

Se trata de una operación que se mantiene abierta a día de hoy, por lo que fuentes policiales no descartan que haya nuevas detenciones, y es continuación de la que se informó hace cinco días con una decena de detenidos. En realidad, las detenciones se han realizado en tres tandas, con una primera de nueve personas arrestadas, otras dos algo más tarde y dos más de forma definitiva.

La operación bautizada como «Roma» por parte de los investigadores, tuvo comienzo a mediados del pasado mes de agosto, cuando los agentes encargados de luchar contra el tráfico de drogas, detectaron cómo, al parecer, en la barriada de Las Palmeras existiesen varios domicilios desde los cuales se pudiese estar vendiendo cocaína, tanto al menudeo como a pequeños traficantes se encargaría a posteriori de venderlas en otros lugares de la capital.

A raíz de esas informaciones los agentes iniciaron una investigación fruto de la cual fueron recabando diferentes pruebas que corroboraban lo anterior, observando cómo no estaban ante un punto de menudeo aislado, sino ante una trama de mayor envergadura, en la que llegaron a la determinación de la existencia de un clan, perfectamente organizado en el que cada uno de sus miembros realizaba labores específicas.

Abundante material incautado

Además, pudieron observar que los presuntos vendedores aceptaban además de dinero en efectivo, todo tipo de objetos – de dudosa procedencia –tales como teléfonos móviles, tablets, productos informáticos e incluso ropa– muchos de ellos recuperados en los registros realizados y con los que los investigadores se encuentran trabajando en estos momentos para determinar su procedencia y en caso de ser delictiva localizar a sus legítimos dueños.

La investigación continuó durante los tres meses siguientes, llegando a la conclusión los encargados de la misma de la existencia de, al menos, otros dos puntos de venta relacionados con el anterior así como otros tres domicilios que estarían siendo utilizados para diversa cuestiones por parte del entramado, siendo todos ellos controlados por este clan. Por todo ello, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Córdoba, los agentes procedieron en la tarde del pasado miércoles a la realización de seis registros domiciliarios simultáneos en diferentes domicilios del barrio en cuestión.

Fruto de los mencionados registros se procedió a la detención de trece personas a las que se les acusa de la comisión de un presunto delito contra la salud pública así como partencia a organización criminal, recuperando unos 454,1 gramos de cocaína, unos 20,5 gramos de heroína, unos 20,5 gramos de marihuana así como casi 20.000 euros en dinero en efectivo.

Armamento

Además de lo anterior los intervinientes se incautaron de: cuatro balanzas de precisión con restos de sustancia blanca pulverulenta color blanco que realizado el «narco-test» resultaron positivo a cocaína, dos turismos, un rifle con número de serie borrado, un rifle 44, once cartuchos de munición al parecer del calibre 300 y veintiocho cartuchos de al parecer calibre 44, catorce cartuchos de escopeta al parecer del calibre 12/70, una carabina de aire comprimido con mira telescópica, una pistola al parecer de aire comprimido negra, una réplica de subfusil, una navaja gigante de muelles con la cachas de madera, una daga, dos machetes, dos navajas de muelles, una navaja de unos 20 centímetros de hoja, puño americano eléctrico «taser», una navaja de unos 10 centímetros de hoja, una navaja estilo estilete, tres bastones de madera, 15 teléfonos móviles y 20 piezas de joyería, entre otros.

La operación ha sido llevada a cabo por miembros del Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial apoyados por miembros de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios