Fachada de la residencia de mayores de Montoro
Fachada de la residencia de mayores de Montoro - ABC
PROPIEDAD DEL AYUNTAMIENTO

Trabajadores denuncian el uso de despachos como dormitorios en la residencia de Montoro

Empleados señalan que se sacaban a residentes fuera del recinto cuando había inspecciones de la Junta

CÓRDOBAActualizado:

Las irregularidades detectadas por la comisión de investigación en la residencia de la Fundación Jesús Nazareno (propiedad municipal y que desde el pasado enero gestiona directamente el Ayuntamiento de Montoro) trascienden más allá de una dudosa contabilidad o un presunto desvío de fondos entre la antigua adjudicataria de la residencia (El Yate) y la empresa de ayuda a domicilio (Ilígora).

Los testimonios de los trabajadores llamados a declarar en la comisión apuntan a negligencias que afectan al bienestar y la propia seguridad de los residentes.

Según sus denuncias, en varias ocasiones, y desde 2004 hasta el pasado enero, fecha en la que el Ayuntamiento rescindió la gestión del servicio a la adjudicataria, la residencia ha superado a lo largo de los años y de forma temporal el número de plazas de residentes autorizadas por la Junta de Andalucía.

Cuando ocurrían estos casos, según ha quedado constatado en el informe que ha recogido las conclusiones de la investigación, se habilitaban despachos como dormitorios para alojar a los residentes.

Enfermería como habitación

El testimonio de las personas que han pasado por la comisión creada el pasado 14 de febrero, un total de ocho comparecientes, apunta también a que la enfermería llegó a usarse temporalmente como dormitorio cuando se producía exceso de aforo.

Otro hecho denunciado apuntala la versión de la plantilla. Los comparecientes llegaron a declarar que durante alguna visita de inspección de los técnicos de la Junta se llegaron a sacar a residentes fuera de las instalaciones, a los que se les daba un paseo por el pueblo hasta que recibían aviso de que había concluido la inspección.