AGRICULTURA

Una tesis prueba en Córdoba que el frío dificulta que los árboles absorban el agua

Las temperaturas por debajo de los 15 grados afectan a olivos y almendros

Un grupo de trabajadores varea olivos, uno de los árboles estudiados
Un grupo de trabajadores varea olivos, uno de los árboles estudiados - ARCHIVO

Una investigación desarrollada por el Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) y la Universidad de Córdoba (UCO) ha demostrado que la temperatura del suelo afecta a la absorción de agua en olivos y almendros, de tal forma que, a menor temperatura, los árboles tienen más dificultad para adquirir recursos hídricos. En zonas de clima mediterráneo, el agua puede ser un bien escaso, por lo que muchos cultivos tienen que recurrir al riego para cubrir sus necesidades hídricas, y en este contexto la investigación ha observado que la temperatura del suelo influye en la forma en la que la planta adquiere este recurso. Así, en los meses más fríos la capacidad de absorción de agua por las raíces se reduce, produciendo síntomas de marchitez en la planta, aun cuando exista en el suelo suficiente agua para satisfacer las demandas de la planta tiene de este recurso.

El trabajo forma parte de una tesis recientemente defendida en la institución académica cordobesa, en la que se desarrolló un modelo para olivos y almendros. En dicho modelo los árboles se transforman en fórmulas matemáticas y esta recreación sirve para comprender cómo se comportará la planta si se varían las condiciones que la afectan. Una de las más importantes sería la adquisición de agua.

Mejorar la eficiencia

A este respecto, el investigador Omar García Tejera, autor de la mencionada tesis doctoral, dirigida por Luca Testi, del IAS-CSIC, y Francisco Villalobos, del Departamento de Agronomía de la Universidad de Córdoba, ha destacado que, «mediante esta estrategia se puede pronosticar el comportamiento de estos cultivos y ofrecer, por ejemplo, soluciones adaptadas a las necesidades de los productores, para incrementar la eficiencia de sus explotaciones». Los resultados del estudio de la interacción de la temperatura del suelo y la actividad de las raíces, publicados por el equipo científico conjunto de la UCO y el IAS-CSIC en la revista «Tree Physiology», muestran que existe una reducción de la capacidad de absorción del sistema radical cuando éste es sometido a bajas temperaturas, que en este caso se consideran las menores de 15 grados centígrados.

En la misma publicación se observa que dicha reducción no está asociada a cambios en la viscosidad del agua con la temperatura, sino que posiblemente tengan que ver con modificaciones de los tejidos que componen la raíz. Los resultados derivados de este trabajo ponen de manifiesto la necesidad de indagar en los aspectos relacionados con la fisiología de los llamados sistemas radicales, si se quiere tener una visión global del comportamiento del árbol bajo distintas condiciones.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios