Un grupo de niños camina con sus mochilas por el pasillo de un colegio
Un grupo de niños camina con sus mochilas por el pasillo de un colegio - ABC
EDUCACIÓN

Los sindicatos proponen a la Junta bajar la ratio en los colegios para no cerrar unidades

Critican la «falta de planificación» de la Consejería de Educación y alertan sobre la pérdida empleo

CÓRDOBAActualizado:

La pérdida de unidades en los colegios de la provincia de Córdoba (diez en concreto si se tienen en cuenta los 68 cierres y las 58 aperturas) ha tenido una rápida reacción en los sectores de Educación de los principales sindicatos. En un sondeo realizado por ABC entre los representantes de CC.OO., UGT, ANPE y CSIF, el común denominador es el «rechazo» rotundo a la decisión de la Junta de Andalucía. Ponen además sobre la mesa una propuesta que empieza a ser un clásico cada vez que la Consejería de Educación empieza -o, al menos, amaga- a cerrar clases. Exigen así el descenso de la ratio, es decir, el número de alumnos por aula, que actualmente se encuentran en 25 en Infantil y Primeria y de 30 en Secundaria.

Los sindicatos no son ajenos a la realidad que esgrime la Junta para eliminar unidades y admiten que, efectivamente, se ha producido un descenso en la natalidad, una tendencia que, en términos del responsable de CC.OO. en la materia, Antonio Sánchez, «resulta imparable». La diferencia entre sindicatos y la administración pública se encuentra en la solución. La Junta aprovecha el momento para cerrar clases y estos colectivos, por su parte, consideran que es una oportunidad magnífica para bajar la ratio.

Para los sindicatos no existe el más mínimo resquicio para la duda y aseguran que la Junta «se ha equivocado al cien por cien». Si se reduce la ratio no habrá necesidad de cerrar aulas, sostienen. La responsable de CSIF en el sector de Educación, Elena García, le pone números a la propuesta y recuerda que hace ya algún tiempo planteó la posibilidad de reducir la ratio encinco estudiantes por unidad. Es decir, Infantil y Primaria quedarían con 20, mientras que Secundaria con 25.

Mejora en la calidad educativa

El presidente de ANPE en Córdoba, Francisco Luque, no sólo corroboró y respaldó la petición del resto de sindicatos a la hora de pedir la «bajada de ratio», sino que aludió al inminente y demandado pacto por la Educación en el ámbito andaluz. ¿A qué se refiere con esto? Pues simple y llanamente a «sacar un sistema educativo basado en la calidad en la enseñanza», precisó el responsable de este sindicato. Es por ello, matizó Luque, por lo que «estamos en un periodo de negociación con la Consejería de Educación y hay unos documentos sobre la mesa que hay que retomar ahora en septiembre». Al hilo de esa «calidad en la enseñanza» a la que se refirió Luque los responsables del resto de sindicatos mostraron sus propuestas. Así, Sánchez consideró «lógico» que una bajada de la ratio en Infantil, Primaria y Secundaria permitiría «desdobles y apoyos» en el profesorado.

UGT: «Toman la decisión sin avisar y a falta de un mes para que arranque el curso»

En UGT, la responsable en este capítulo, Aurora Ramírez, denunció «la falta de planificación» por parte de la Junta de Andalucía. En su opinión, «tiene que haber una planificación a medio o largo plazo, sobre todo cuando se trata de algo que conocen con años de antelación». Agregó que «hace años que sabemos que hay una bajada de la natalidad, pero ellos toman la decisión sin avisar y a falta de un mes de que empiece el curso». Ramírez añadió, al igual que Sánchez, «efectivamente si bajamos la ratio y mantenemos el personal podremos realizar desdobles y apoyos con el profesorado».

ANPE: «No estamos en contra de los conciertos pero no pueden ampliarse mientras se reduce la escuela pública»

ANPE puso sobre la mesa también el apartado de los colegios concertados, que, más que perder unidades, reclaman un incremento por la creciente demanda de los padres. Luque declaró que «no hay que ampliar los conciertos, ya que la pública es la que sale siempre perjudicada». Detalló, sin embargo, que «no estamos en contra de los conciertos, pero no habría que ampliarlos, sobre todo teniendo en cuenta que está habiendo reducciones en la escuela pública». La pérdida de empleo será otra de las consecuencias del cierre de unidades. El portavoz de ANPE señaló que el cuerpo de interinos «va a sufrir», pues «al haber menos unidades van a hacer falta menos interinos».