Jóvenes en un congreso de medicina celebrado en Córdoba el año pasado
Jóvenes en un congreso de medicina celebrado en Córdoba el año pasado - ABC
SANIDAD PÚBLICA

El Sindicato Médico de Córdoba denuncia que la nueva oferta del SAS puede tardar cinco años en resolverse

La Junt alega que una nueva herramienta informática permitirá agilizar los trámites en esta y las siguientes convocatorias

CÓRDOBAActualizado:

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) acaba de anunciar su Oferta Pública de Empleo (OPE) para el año 2017. Era una de las grandes promesas de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que anunció a principios una gran cantidad de puestos de trabajo para mejorar la calidad de la sanidad andaluza. Con la publicación de la OPE en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la semana pasada ya se sabe la cifra exacta de los nuevos profesionales del SAS, incluidos los trabajadores no sanitarios: 3.553.

La Junta de Andalucía no ofrece datos sobre cuántas de esas plazas corresponderán a cada provincia. Tampoco aclara cuándo estarán esas plazas efectivamente disponibles para la sanidad pública andaluza, ya que los procesos para cubrir las vacantes son largos. Excesivamente largos, al menos para los profesionales sanitarios. Así lo considera Pilar Bartolomé, coordinadora de Salud Laboral del Sindicato Médico de Córdoba (Simec). La principal queja de los médicos cordobeses respecto a la OPE es que «no hay rapidez», sostiene; «antes cada dos años salía una convocatoria y en dos años estabas en tu sitio». Ahora como poco se tardan cinco años en hacer efectiva alguna de las plazas que salen a concurso.

Ya ocurrió en las anteriores convocatorias del SAS. Las OPE de los años 2013, 2014 y 2015 se reunificaron en una sola y aún no están resueltas definitivamente. La propia Junta de Andalucía informó, cuando se presentó la OPE de 2017, del estado en que se encuentran aquellas plazas cuyo proceso de adjudicación comenzó hace ahora cuatro años: «Ya ha finalizado la fase de aportación de méritos y ahora los tribunales los baremarán para terminar el proceso». Nada de eso se hará hasta que pase el verano, así que en el mejor de los casos los médicos, veterinarios y farmacéuticos tomarán posesión de sus plazas en 2018, lo que supone una demora de entre tres y cinco años. «Como mínimo ahora se tardan cinco años» para terminar los procedimientos, sostiene Pilar Bartolomé.

La Junta de Andalucía, por su parte, achaca la tardanza en resolver los concursos a la implantación de una nueva herramienta informática en la convocatoria 2013-2015. Para ese concurso había 3.282 plazas a las que se presentaron más de 90.600 personas, según los datos facilitados a este medio, y casi 43.000 pasaron a la fase de concurso. Ahora mismo se encuentra en la fase de presentación de documentación que acredite los méritos, para lo que se emplea una plataforma digital que, según la Junta, «agilizará todos los trámites administrativos de las ofertas convocadas desde entonces y las que están por venir». Tras la baremación que se hará en septiembre, en octubre se publicarán las listas provisionales de quienes han pasado el concurso oposición.

El Simec también ha criticado que la planificación de los concursos no tiene en cuenta las próximas jubilaciones, un problema que se agrava cuando se tardan años en resolver las convocatorias. La Junta, por el contrario, asegura que sí valora las jubilaciones, pero las de los años anteriores a cada concurso, no las que están por venir. Según las fuentes consultadas, «las Ofertas Públicas de Empleo siempre tienen en cuenta las jubilaciones del año anterior y, desde Andalucía, somos conscientes de que existe un déficit de especialistas en algunas categorías, provocado, en parte, por la baja tasa de reposición entre 2013 y 2015 y la reducción de oferta de formación, impuestas por el Gobierno central».