METEOROLOGÍA

Septiembre hace historia al superar a julio y agosto en calor en Córdoba

El último mes del verano anota por primera vez los registros de calor más altos, ya que se han superado los 45 grados durante su primera semana

Turistas refrescándose en una fuente
Turistas refrescándose en una fuente - VALERIO MERINO

ALGO pasa con el tiempo. El análisis de los datos climatológicos del verano que está a punto de terminar deja una conclusión inaudita: la temperatura máxima del estío no se ha dado ni en julio ni en agosto, sino en septiembre. Se trata de un hecho novedoso: nunca antes había ocurrido. Los registros anotaron la marca de 45,4 grados en Córdoba capital el pasado 6 de septiembre, que por el momento es el día más caluroso del año y todo apunta a que se quedará con ese honor.

Los termómetros no vivieron sustos de ese calibre en los dos meses precedentes, pues los valores más altos se movieron en los márgenes habituales de esta época del año. Así la temperatura más elevada de julio fue de 43,2 grados, que quedó lejos de los 46,6 habidos en ese mes de 1995 —que es además la máxima histórica de la provincia—. Agosto ha sido más llevadero: el mercurio conoció su alza más pronunciada durante la jornada del 27, cuando se dieron 41 grados, y también a una distancia considerable de la máxima histórica del octavo mes del año, situada en 46,3 grados a mediados de 2003.

Una «anomalía»

Pero septiembre es ya de récord aunque falten más de diez días para que concluya. Su arranque ha sido abrasador. Los técnicos del observatorio meteorológico situado en el Aeropuerto de Córdoba certifican que el fenómeno climatológico es «una anomalía» en plena regla. «No tenemos noticia de que la máxima del verano se dé en este mes: es algo que no tiene precedentes, al menos que conozcamos», indica una de las especialistas consultadas por este periódico.

No en vano, el consumo eléctrico se disparó en los primeros días del mes en curso a cuenta de la canícula y del uso masivo de los aparatos de refrigeración. Según los datos ofrecidos por Endesa, el lunes 5 y el martes 6 de septiembre se registraron puntas de consumo superiores a los 700 megavatios, en torno a un 17% más que en días anteriores. La punta más alta se alcanzó el miércoles 7, cuando Endesa registró un consumo de 721,65 megavatios a las 21.53 horas. Se trata de una cifra similar a la que se alcanzó el día anterior, con 708,37 a las 21.28 horas.

Un cambio abrupto

Mas hay que poner las cosas en su sitio: la máxima de 45,4 grados se registró en una semana de especial canícula en la ciudad y no significa que el noveno mes del año esté siendo más caluroso que el resto de los estivales en términos generales. De hecho, el bajón de las temperaturas ha sido más que evidente en los últimos días, de modo que los mercurios se han desplomado hasta nueve grados de un día para otro. Por resumir: el tránsito del verano al otoño está siendo más que abrupto en la ciudad.

Los tramos más duros del estío, empero, se han caracterizado sobre todo porque las noches han sido más cálidas de lo habitual. En ello ponen el acento los servicios meteorológicos con sede en el Aeropuerto de Córdoba. «Las mínimas de julio y agosto han estado como normal por encima de los valores que son normales en esta época del año: todos hemos notado más calor durante las madrugadas de julio y agosto», explicaron las fuentes especializadas consultadas por este periódico.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios