TRIBUNALES

El acuerdo sobre el caso de las facturas falsas de Baena, en manos del juez

El presidente de la Sala del Tribunal del Jurado fijará la condena después de conocerse hoy la conformidad

Los tres acusados junto a sus defensas en el juicio de este lunes
Los tres acusados junto a sus defensas en el juicio de este lunes - VALERIO MERINO

El presidente-magistrado de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba, Félix Degayón, tiene en sus manos fijar la pena contra los tres acusados del caso de las facturas falsas de Baena. Los acusados han reconocido los hechos ante el Tribunal del Jurado y aceptado de conformidad con el relato del Ministerio Fiscal penas que supondrían 6 meses de prisión para cada uno por un delito continuado de estafa en concurso medio con otro de delito de falsificación de documento mercantil.

La Fiscalía ha rebajado en su solicitud ante el Tribunal dos grados la pena solicitada (pasaría de 3 años a 6 meses de prisión para cada uno) «al considerar que se han dado dos atenuantes, una de ellas de ellas muy grave, como es la dilación indebida del procedimiento y de otro lado, la atenunante de confesión íntegra de los hechos por parte de los acusados», según aclararon a ABC fuentes de la Fiscalía tras la vista.

Al no existir prueba que practicar, ya que los tres reconocieron su autoría en los hechos, el Tribunal del Jurado quedó disuelto, y la fijación de la pena, tras escuchar todas las partes en el proceso, siendo la discordante la de la acusación particular la que pide 9 años de prisión para cada uno, -porque no cree que exista dilación indebida y que el reconocimiento de los hechos por parte de los acusados llega demasiado tarde- tiene que decidirla el magistrado-presidente.

Se trata de un escándalo que arrancó en 2007 cuando se destapó que dos empleados públicos del Ayuntamiento de Baena, en concreto Rafael Santano y Juan Díaz, usaban dinero irregular para pagar fiestas en un club de alterne de Marbella.

En concreto, como han admitido durante el acto del juicio utilizaron hasta 10.060 euros irregularmente que le entregaba un empresario que trabajaba para la institución, Antonio Jesús Gómez, para gastos como fiestas en un club de alterne de Marbella, el Milady Palace. Santano era entonces el secretario particular del que fuese todopoderoso alcalde socialista de Baena, Luis Moreno, ahora retirado de la actividad política.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios