La consejera de Salud, la cordobesa Marina Álvarez
La consejera de Salud, la cordobesa Marina Álvarez - VALERIO MERINO
SANIDAD

Salud se enroca en que las Urgencias del Hospital Reina Sofía de Córdoba no necesitan más personal

La consejera asegura en una respuesta parlamentaria que en el Reina Sofía no hay «déficit de personal» a pesar de las quejas sindicales y de los pacientes

CÓRDOBAActualizado:

LA visión que tiene la Junta de Andalucía de la situación en la que se encuentran las Urgencias del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba dista mucho de la opinión de los usuarios y, sobre todo, de los trabajadores de esa unidad, que llevan años demandando que el personal con el que cuenta se refuerce.

La consejera de Salud, Marina Álvarez (que tuvo por cargo anterior el de directora-gerente del centro sanitario cordobés), dejó por escrito en octubre del pasado año, y en una respuesta parlamentaria al diputado de Podemos por la provincia David Moscoso, que «el Servicio de Urgencias del Hospital Reina Sofía no tiene déficit de personal y está acreditado desde hace años por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía y por la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias», al tiempo que añadió que «las sucesivas encuestas de satisfacción de los usuarios del servicio de los últimos años ponen de manifiesto que la percepción del tiempo de espera para la primera asistencia médica no es insatisfactoria para más del 95 por ciento» de las personas a las que se les ha preguntado.

Una visión idílica

A juicio de Marina Álvarez, todo va sobre ruedas en las Urgencias, por más que las esperas sean a veces excesivas para los pacientes y que las organizaciones que defienden los intereses de los empleados del Servicio Andaluz de Salud (SAS) se quejen de una forma recurrente de que no dan a basto, sobre todo cuando la gripe repunta —hecho que ha ocurrido en Córdoba en las últimas semanas del año—. Explica la consejera en su contestación al parlamentario de la formación morada que «según el registro que refleja tres veces al día la situación del Servicio de Urgencias se puede comprobar que no existe masificación y no es cierto que más de cien personas hayan estado esperando para ser atendidas».

La responsable de la Junta reconoce que ha habido un incremento de pacientes en los últimos años

Marina Álvarez informa además de que «en el periodo de alta frecuentación hospitalaria se realiza una monitorización continua de la situación de las urgencias». Los datos que ofrece la consejera subrayan un hecho que el Sindicato Médico (Simec), que es el mayoritario entre los doctores, ya ha advertido: «El Servicio de Urgencias Generales del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba atendió en 2016 un total de 140.368 pacientes, de tal manera que se ha producido un incremento en el número de pacientes atendidos del 12,8 por ciento desde el año 2012».

Categorías profesionales

La radiografía que realiza la responsable de Salud de la Administración autonómica acerca de la dotación de profesionales de la unidad de atención de emergencia es casi idílica: «El personal que trabaja actualmente (2017) en el Servicio de Urgencias del Hospital Reina Sofía y su situación laboral es la siguiente: existen 37 médicos (5 fijos, 5 interinos, 27 eventuales, de los que 14 se pasan a interinos en 2017), a los que hay que sumar 59 enfermeros (26 fijos, 24 interinos y 9 eventuales que pasan a interinos en 2017), 40 auxiliares de enfermería (26 fijos, 8 interinos y 6 eventuales que pasan a interinos en 2017) y 50 celadores (26 fijos, 15 interinos y 9 eventuales que se pasan a interinos en 2017)».

El punto de vista del Sindicato Médico es que a pesar del aumento de pacientes no se ha producido un refuerzo de personal. Según los datos que maneja, las Urgencias del Reina Sofía contaban en enero de 2015 con 43 doctores con funciones asistenciales a tiempo completo, los mismos que en enero de 2018; pero con una diferencia: hace tres años se contaban 28 facultativos en consultas y 15 en observación, y ahora se cuentan 29 en consultas y 14 en observación. En beneficio del Hospital Reina Sofía hay que decir que en el citado periodo sí que se ha producido un refuerzo en personal de guardia. En 2015 había un médico con estas funciones y ahora se cuentan cinco.