SOBRE JOSÉ BRETÓN

Ruth Ortiz: «Sería un alivio que se muriera quemado como mis hijos»

La madre de Ruth y José, asesinados por su padre, afirma que no cree en la reinserción del condenado

Ruth Ortiz en Córdoba en la inauguración del parque que lleva el nombre de sus hijos
Ruth Ortiz en Córdoba en la inauguración del parque que lleva el nombre de sus hijos - Valerio Merino

Ruth Ortiz, exmujer de José Bretón, condenado a 40 años de prisión por asesinar a sus hijos Ruth y José en 2011, ha asegurado este viernes que le gustaría que un día le llegara la noticia de que éste «ha muerto, sería un alivio, y lo suyo sería que muriera quemado como mis hijos».

En una entrevista en Telecinco, y recogida por Europa Press, Ruth Ortiz ha insistido en que la vida de Bretón «era y es un infierno, no está contento con nada, nunca lo ha estado y vive en un constante infierno».

Un día antes de que se cumplan cinco años de la desaparición de los pequeños, el 8 de octubre de 2011, Ruth señala que, «si él tiene fotos de mis hijos en la cárcel, no sé para qué. Su mentira le ha metido tanto en su papel que se la ha creído».

Preguntada por si se imagina a José Bretón saliendo a la calle, asevera que «no, tendría más de 60 años y no lo veo justo que llegue un momento en el que él disfrute de su libertad».

Reparos sobre su libertad

«No creo en la reiserción en él, pero si saliera de la cárcel algo de reparo tendré», ha precisado Ortiz, quien asegura que «es tan cobarde que no creo que se acerque a mí directamente, aunque no sé lo que está maquinando en la cárcel. Lo mismo está preparando otra venganza».

Bretón fue intervenido en el Hospital General de Ciudad Real tras autolesionarse en el cuello. Al respecto, Ortiz ha remarcado que no cree que «quiera suicidarse, ya lo hubiera hecho. Es una llamada de atención porque este sábado se cumplen cinco años y quizás no le apetece estar en la cárcel por la presión de sus compañeros y prefería estar en el hospital. Estoy harta de sus llamadas de atención», a lo que ha añadido que sabe que «es un preso problemático, no lo querrán en ninguna cárcel y no creo que reciba visitas. Él está solo», ha manifestado.

Preguntada por su situación actual, ha insistido en que «no hay más remedio que recuperarse, de hecho sigo luchando todos los días y el día 8 de octubre me trae muchos recuerdos y mucho dolor», no obstante asegura que «por fin los restos de mis hijos están enterrados, puedo ir a llevarle flores y visitarlos. Tener los restos fue muy importante, fue como cerrar un capítulo».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios