GASTRONOMÍA

El restaurante Noor, del chef cordobés Paco Morales, logra una estrella Michelín

Es la segunda distinción de Morales, la primera fue lograda con un restaurante en Valencia

Paco Morales en el interior de su restaurante Noor en Córdoba
Paco Morales en el interior de su restaurante Noor en Córdoba - VALERIO MERINO

Noor se ha convertido este miércoles en el segundo restaurante de Córdoba con estrella Michelín. Así ha sido dado a conocer esta noche en Gerona por parte de los responsables de la famosa guía gastronómica que otorga una distinción sin igual al establecimiento abierto hace menos de un año en la popular barriada de Cañero, donde los padres de Paco Morales (Córdoba, 1981), chef propietario de Noor, regentan un asador de pollos.

La historia de Paco Morales es una biografía entre fogones. Con 15 años amasaba kilos de pizza y poco después ya se había matriculado en un módulo de cocina de FP. Luego pasó por los grandes santuarios de la nueva cocina española: Mugaritz y El Bulli. Su primera estrella Michelín como cocinero le llegaría en un restaurante de Valencia inserto en un recinto hotelero propiedad del tenista Juan Carlos Ferrero.

Lo que vino entonces fue su consagración profesional con el restaurante Senzone en Madrid y su labor como consultor gastronómico en las Islas Baleares y la propia capital de España. En marzo de 2016 abrió las puertas de Noor en pleno Cañero y concitó el foco mediático de la gastronomía. Listas de espera de dos meses y todo un ambiente diferente.

El crítico gastronómico de ABC Córdoba Vicente Sánchez definió hace unas semanas su andadura en Noor como la «reconstrucción con técnicas y elementos culturales actuales de la comida palaciega andalusí. No se trata de una recuperación de recetas sino de la creación de un concepto, un mundo propio donde interactúa la comida, la decoración de lespacio y la puesta en escena».

«El cordobés Paco Morales, con un bagaje de reconocimiento profesional, nos ha traído a Córdoba una cocina de alta factura técnica y, sobre todo, deliciosa. Bocados exquisitos que hacen vibrar los centros cerabrales del gusto y las emociones», escribe Vicente Sánchez.

Junto a Choco, de Kisko García, es el segundo establecimiento de la cocina cordobesa con estrella. A ellos se suma Celia Jiménz, la chef cordobesa que ya obtuvo otra estrella Michelín en el restaurante Lago de Marbella. Fue la primera chef española en lograrlo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios