Entrada a la Ciudad de los Niños de Córdoba
Entrada a la Ciudad de los Niños de Córdoba - RAFAEL CARMONA
AYUNTAMIENTO

El quiosco de la Ciudad de los Niños de Córdoba funciona sin un contrato en regla

Intervención municipal alerta de la irregularidad sobre la explotación de este servicio


CÓRDOBAActualizado:

La Intervención municipal ha realizado un informe sobre los ingresos obtenidos por el Ayuntamiento en el año 2017, y del que el Pleno de hoy toma conocimiento, que subraya algunas irregularidades importantes en la Hacienda local.

La Ciudad de los Niños sale trasquilada de la observación del órgano fiscalizador. Las críticas de Intervención se centran en el quiosco-bar de las instalaciones de la avenida de Linneo, que prestan servicio desde que el parque de atracciones infantil abrió hace once años.

«No existe un contrato administrativo formalizado que permita la explotación de un tercero del quiosco-bar», dice tajante el documento de la citada instancia del Consistorio en relación a las dependencias de restauración de la Ciudad de los Niños. El papel que juega el ambigú en el parque no es menor: miles de familias cordobesas, por ejemplo, han organizado el cumpleaños de sus hijos en el recinto y han utilizado este servicio para proveerse de bebidas y bolsas de patatas y golosinas.

La titularidad del recinto

El problema que arrastra la cafetería de la Ciudad de los Niños se enmarca en uno de más calado de las instalaciones en su conjunto, que según el informe sobre los ingresos de 2017 son «un bien de titularidad municipal y no existe un acuerdo de adscripción del bien al Ingema ni tampoco se considera actualmente en vigor la encomienda de gestión, que en todo caso no amparaba la gestión del quiosco-bar».

Un problema añadido, de acuerdo al mismo escrito, es que «la liquidación y recaudación de la tasa de la entrada a la Ciudad de los Niños, regulada en la Ordenanza fiscal número 411, se lleva a cabo por el Imgema como si se tratase de un ingreso propio, sin embargo, actualmente el bien es de titularidad municipal y no está adscrito al Imgema». El Ayuntamiento cobra dos euros a cada adulto que quiera entrar a la Ciudad de los Niños y uno a cada menor.