Estación de mercancías de El Higuerón
Estación de mercancías de El Higuerón - VALERIO MERINO
TRASNPORTE

Los quince años que ha tardado el tren de Maersk en llegar a Córdoba

Desde el PGOU de 2001 no se han dado pasos firmes por la intermodalidad

CÓRDOBAActualizado:

El anuncio de que la primera naviera del mundo, Maersk, ha puesto en marcha un servicio ferroviario estable entre Córdoba y el Puerto de Algeciras para responder a la demanda empresarial intermodal supone un aldabonazo serio de que la intermodalidad en el transporte de mercancías no es una quimera sino una realidad empresarial. La decisión de la naviera tiene una explicación: cuenta con el suficiente número de clientes como para mantener un servicio de estas características, que no es el primero (otras firmas realizan trayectos) pero sí uno que ofrece el ciclo completo, barco incluido, ya que el principal negocio de la empresa es mover los barcos portacontenedores.

Córdoba lleva más de tres lustros debatiendo la intermodalidad como hecho relevante. En 2001, se aprobó el Plan General que establecía que El Higuerón sería el emplazamiento del Centro Intermodal de Mercancías tras un intenso debate. La Junta apostaba por la solución de reciclar la estación ferroviaria existente mientras que algunos grupos municipales y CECO reclamaban buscar un emplazamiento distinto. La solución de El Higuerón se adoptó porque se pintó la Variante Oeste, una carretera de gran capacidad en paralelo a la Ronda de Poniente, para encauzar los tráficos pesados.

Espacio libre

La idea fue crear una zona logística interconectada con la estación que permitiese a las empresas instalarse a la vez que podían operar directamente con los trenes de mercancías. El problema es que el Área Logística nunca desarrolló la fase anexa al tren. En estos momentos, es un gran aparcamiento de camiones con una zona para naves industriales anexa que ha tenido dificultades económicas severas para salir adelante. Pero la programación económica de inversiones demoró la «I» de intermodal que es lo que ahora se demanda como una realidad estratégica.

En estos momentos, la estación dispone, según los datos técnicos que constan en ADIF -su propietario legal-, de espacio libre. Según la información disponible, tiene dos naves industriales operativas, unos 50.000 metros cuadrados en tres parcelas disponibles, dos playas de catorce vías y un muelle cubierto de 190 metros de longitud. Presta servicio una grúa móvil con capacidad para mover los contenedores estándar que van desde los 20 a los 45 pies, que pueden a llegar a pesar 30.000 kilos por unidad. Maersk asegura que cada tren multicliente llevará unos 52 TEU (contenedores de 20 pies, unos 1,1 millones de kilos de peso de forma conjunta).

La empresa Multiraíl asegura que la estación de El Higuerón ya es un foco de interés

A ello se suma lo que ya mueve la estación que se está convirtiendo, dice la empresa que la gestiona, Multiraíl, en un foco de interés. En concreto, su empresa mueve unas 1.500 toneladas diarias, unos 50 contenedores cada día, en los servicios que presta que conectan San Roque, Morrot (en Barcelona) y Sevilla. Su responsable de gestión, Juan Ramírez, reconoce que el incremento es mayor y que las posibilidades presentes y futuras se están incrementando. El transporte por ferrocarril es una apuesta pública y privada ya que reduce costes y genera un impacto ambiental mucho menos al dejar de depender del camión.

Tanto el Gobierno central como el autonómico establecieron de forma bastante clara qué es lo que se necesita la zona del Higuerón para convertirse en una locotomora es más espacio. En concreto, habilitar seis hectáreas para las operaciones de las empresas interesadas en trabajar desde las instalaciones, preparar la estación para trenes de 750 metros de largo y generar un almacenamiento de contenedores y depósitos que lleguen a 1.500 UTI. Los Presupuestos Generales del Estado han dispuesto distintas partidas en diversas anualidades con el objetivo de establecer fondos para los estudios que se precisan para emprender esta realidad.