pOLÍTICA

El PSOE explica el «pedrazo» a puerta cerrada

Reúne a la práctica totalidad de los dirigentes para que Juan Pablo Durán justifique su dimisión

Durán, junto a Sánchez en un acto del PSOE
Durán, junto a Sánchez en un acto del PSOE - ABC

Una de las dagas que acabó con Pedro Sánchez era cordobesa y ayer se dieron las explicaciones (o justificaciones) oportunas en un acto a puerta cerrada. Si avisar a medios, sin comparecencias, que se remiten por actos de mucha menos enjundia, la ejecutiva socialista se reunió ayer por la tarde con carácter ampliado. Y «carácter ampliado» significa que no faltó nadie en la sala grande de la sede socialista de la avenida del Aeropuerto.

Todos los secretarios generales de la estructura y los cargos públicos recibieron el llamamiento de acudir como un solo hombre a escuchar por qué su máximo responsable provincial, Juan Pablo Durán, fue uno de los 17 dimisionarios de la Ejecutiva del ya exlíder socialista. La cosa tiene su aquel porque Durán fue, si cabe, el mejor de los «pedristas» posibles. Eran otros tiempos cuando Sánchez prometía volver a los patios como presidente del Gobierno.

Igual que en el Congreso de Sevilla, el PSOE de Córdoba «chaconeó» por orden de Susana Díaz, no hubo dudas en la duda Sánchez-Madina. El economista madrileño se llevó los avales, los arrumacos, el apoyo político, los votos en las primarias. Los mismos que ahora han aplaudido su caída estrepitosa quién sabe si temporal.

La cuestión que en una suerte de comité provincial no declarado, Durán dio explicaciones de que él fue el primer en dimitir antes, incluso, de que Susana Díaz diese orden alguno. En qué consistió su papel entre los conjurados. Cómo se ha llegado a esto. Y hubo intervenciones, en su mayor parte justificadoras.

Córdoba tiene hueco en la comisión gestora, cosa que es verdaderamente relevante. María Jesús Serrano fue nombrada ayer responsable federal de Política Autonómica hasta tanto llegan los congresos y las primarias, se dice que por primavera.

Hubo, se dice, intervenciones estelares legitimando lo ocurrido. Como la de Rosa Aguilar, quien se confesó militante desde hace siete años lo cual es un dato relevante. Significa que entregó el carné y el cargo de IU y se sacó el del PSOE toda vez que dimitó el 23 de abril de 2009. Y dijo la consejera que no se podían tirar por la borda décadas de socialismo. Qué cosas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios