El consejero de Medio Ambiente, José Fiscal
El consejero de Medio Ambiente, José Fiscal - ABC
MEDIO AMBIENTE

Al PSOE de Córdoba le quema Cosmos

El consejero de Medio Ambiente se ve obligado a rectificar mientras IU lo tilda de «terrorista ambiental»

CÓRDOBAActualizado:

El consejero de Medio Ambiente de la Junta, el socialista José Fiscal, se ha visto obligado a repensar sus declaraciones sobre la cementera Cosmos para no hacerle el feo, y de paso dejarla en evidencia, a su compañera de filas la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio.

Anteayer, en el Parlamento andaluz, Fiscal explicaba lo que todo el mundo sabía. La cementera Cosmos dispone de todos los permisos ambientales en regla para valorizar residuos no peligrosos. Para quemarlos y usarlos como combustible de su horno principal, en donde fabrica el elemento básico del hormigón.

Sus explicaciones no sentaron bien en Capitulares, donde el cogobierno de IU y PSOE ha hecho una clara apuesta por sacar a Cosmos del casco urbano. Un alto cargo socialista le quitaba al cogobierno su principal argumento. No tardaron en lloverle las críticas a Fiscal, la más mordaz -cómo no- procedente del portavoz de IU en el Ayuntamiento, Pedro García. De «terrorista ambiental» lo calificó el presidente de la Gerencia de Urbanismo.

García no sabía aún que José Fiscal se había autocorregido unos momentos antes, de una manera un tanto peregrina. Fue el jefe de prensa de la alcaldesa, en lugar de los gabinetes de prensa oficiales de la Junta, quien envió por mensajería instantánea unas declaraciones del consejero de Medio Ambiente. En ellas, Fiscal alegaba que el Ayuntamiento tiene la potestad para cambiar de sitio Cosmos si así lo desea y lo planifica en su ordenamiento urbano.

Alguien del PSOE debió de advertir a Fiscal de que sus primeras declaraciones quemaban en el Ayuntamiento encabezado por Ambrosio, y de ahí la rectificación en menos de 24 horas.

El PSOE se encuentra muy presionado por su socio de gobierno, Izquierda Unida, para que no de marcha atrás en las intenciones de sacar a Cosmos de la ciudad, lo que probablemente conllevaría su cierre y la pérdida de decenas de puestos de trabajo. Por eso los socialistas cordobeses también estén presionados, pero en otro sentido, por su aliado sindical, UGT, que no quiere ni oir hablar de trasladar la cementera en estos momentos, poniendo en riesgo los puestos de trabajo. Todo un dilema para los socialistas cordobeses.