La madre de Sandra Palo y de Marta del Castillo, junto al PP este domingo en la Arruzafa
La madre de Sandra Palo y de Marta del Castillo, junto al PP este domingo en la Arruzafa - VALERIO MERINO
ASISTENTES A LA CONVENCIÓN

Familiares de las víctimas creen que la prisión permanente es «una conquista de los españoles»

Los padres de Marta del Castillo y Sandra Palo creen que la derogación sería una ofensa a su lucha

CÓRDOBAActualizado:

«Ni aunque estuvieran en la cárcel toda la vida podrían pagar lo que han hecho». El desgarrador testimonio de los familiares de las víctimas ha sido la aportación humana a la convención que el PP ha celebrado en Córdoba para unir fuerzas que eviten la derogación de la prisión permanente revisible.

Lo ha hecho María del Mar Bermúdez, madre de Sandra Palo, torturada y asesinada en 2003 por menores que apenas cumplieron pena de cárcel. Ha recordado cómo la prisión permanente revisible la pidió en la calle a través de firmas y con mucho trabajo. Por eso la entiende como «una conquista social», y cree que las penas «atrozmente desproporcionadas» son aquellas demasiado leves por la gravedad de los delitos. «Nuestra sociedad no tiene por qué soportar tanto dolor», ha afirmado.

Su desgarrador testimonio ha incluido el detalle de todo el calvario sufrido por la joven a manos de unos delincuentes habituales. En la cita también ha estado presente Antonio del Castillo, padre de Marta del Castillo, la joven sevillana asesinada en 2009 y cuyo cadáver no se ha encontrado.

María del Mar Bermúdez ha insistido en que la prisión permanente revisable servirá para evitar que quienes han cometido delitos tan erribles no estén en la calle para cometer otros.