EJÉRCITO

Los primeros 200 militares de la Brimz X, rumbo a Líbano

El resto de efectivos de la brigada de Cerro Muriano partirá a lo largo del mes de noviembre

Un militar abraza a su pareja antes de partir hacia Líbano
Un militar abraza a su pareja antes de partir hacia Líbano - ROLDÁN SERRANO

La escena encoge el alma, también a quien ya la ha contemplado en otras ocasiones. Recuerda a aquellas postales en blanco y negro de elegantes mujeres que agitan el pañuelo mientras se aleja un barco, pero ya no son sólo ellas quienes se despiden. Ahora, también las mujeres se marchan y los hombres lloran. Este mediodía han partido en autobuses los primeros 200 militares de la Brigada de Infantería Mecanizada Brimz X «Guzmán el Bueno» que viajarán a Líbano para cumplir una nueva misión de paz.

Estarán seis meses fuera y en el momento de la despedida a ninguno se le escapaba que pasarán unas fechas tan familiares como las navideñas a 5.000 kilómetros de los suyos.

Un niño juega con la boina azul de su padre, que ya está de camino a Líbano
Un niño juega con la boina azul de su padre, que ya está de camino a Líbano- ROLDÁN SERRANO

Para algunos será la primera vez pero otros cuentan ya con hasta cinco expediciones a sus espaldas. Esto no lo hace más fácil. El cabo primero Francisco Romero mira a su hija, abrazada a las piernas de su madre. En sus anteriores veces en Líbano era sólo un bebé, pero «ya se va dando cuenta de las cosas». La despedida es el momento más duro, pero por suerte, desde los tiempos en que los militares daban el último beso a sus novias a través de la ventana del tren ha cambiado algo más que el color de las fotos y el género de los profesionales de Defensa. Ahora existen Whatsapp y Skype y los campamentos cuentan con conexión a internet. Se ha perdido la romántica costumbre de enviar cartas y ni los militares ni sus familias la echan de menos.

En Líbano les espera el resto del contingente que ha de cumplir con la resolución 1.701 de la ONU. El objetivo es preservar la paz en una región que limita con países conflictivos como Israel y Siria, por lo que la ausencia de riesgo es relativa. El resto saldrá hacia Líbano escalonadamente a lo largo de este mes. De camino están ya quienes han dado los últimos besos, con un nudo en la garganta, a sus seres queridos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios