Un grupo de turistas fotografía el interior de la Catedral
Un grupo de turistas fotografía el interior de la Catedral - VALERIO MERINO
MUNICIPAL

El PP critica que la alcaldesa de Córdoba oculte el informe de la comisión de la Mezquita-Catedral

José María Bellido recuerda que el cogobierno apenas tiene margen legal para hacer nada por la titularidad

CÓRDOBAActualizado:

«Es muy grave que la alcaldesa tenga ya en su poder el informe de la comisión de la Mezquita-Catedral y nos tengamos que enterar de ello por la prensa a pesar de que lo se lo hemos pedido por escrito». El portavoz municipal del PP,José María Bellido, criticó ayer que la regidora, Isabel Ambrosio, no haya dado a conocer el documento solicitado al citado órgano municipal hace nueve meses, que según avanzó ayer este periódico, se encuentra ya en la mesa de la máxima responsable del equipo de gobierno, tal y como informó a ABC el presidente de la comisión, Federico Mayor Zaragoza, en el curso de una conversación telefónica mantenida el martes por la tarde.

«Fue la junta de gobierno local del Ayuntamiento de Córdoba la que aprobó la creación de esa comisión, por lo tanto es la junta de gobierno la que ha de tener conocimiento del documento y, con ello, todos los cordobeses», indicó el portavoz del principal grupo de la oposición en el Consistorio. Bellido insistió en que «la primera información que hemos tenido acerca de las conclusiones de la comisión de la Mezquita-Catedral ha sido a través de ABC, porque nunca, ni desde el Ayuntamiento ni desde la comisión, se han puesto nunca en contacto con nosotros para cómo estaban trabajando ni cuáles eran las propuestas que hacían. Nada de nada».

Limitado margen de maniobra

En cualquier caso, el portavoz del PP recordó el margen de actuación del Ayuntamiento en la titularidad del templo es más que limitada, y citó el informe de la asesoría jurídica municipal que dice que el Ayuntamiento no tiene potestad para reclamar la Mezquita-Catedral.

Para Bellido, este debate es uno más de los que les gusta al PSOE e Izquierda Unida de Córdoba para distraer la atención de otros que a su juicio son más importante. «Este es uno de los ojos del Guadiana del cogobierno, equiparable al del cambio del nombre de las calles, que la alcaldesa saca cuando las cosas le van mal y tiene necesidad de demostrar iniciativa política», declaró.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, David Dorado, defendió que «la Iglesia ha demostrado ser garante del patrimonio cultural precisamente porque está en buen muy buen estado de conservación después de casi ochocientos años».