María Luisa Ceballos, secretaria general del PP
María Luisa Ceballos, secretaria general del PP - RAFAEL CARMONA
POLÍTICA

El PP de Córdoba critica la «doble vara de medir» de Durán con los contratos

Ceballos le reprocha a Durán su dureza en 2013 con Intelify en contraste con el 4-D

CÓRDOBAActualizado:

Dos códigos éticos distintos. Eso es lo que aplica el Partido Socialista a la hora de calibrar la legitimidad de los contratos realizados desde las instituciones. La secretaria general del PP de Córdoba, María Luisa Ceballos, le reprochó ayer tanto a PSOE como a Ciudadanos «su doble vara de medir» ante «el escándalo que ha supuesto que el Parlamento haya contratado al sobrino de su presidente, Juan Pablo Durán». «Los socialistas se llevaron las manos a la cabeza en 2013 ante una cuestión absolutamente intrascendente en el Ayuntamiento de Córdoba», afirmó María Luisa Ceballos, «mientras que ahora está todo el PSOE de la provincia de Córdoba guardando silencio ante la falta de ética y de estética que ha llevado acabo su ex secretario general».

El asunto al que se refirió María Luisa Ceballos ocurrió en 2013, cuando el gobierno municipal del PP en el Ayuntamiento de Córdoba, presidido por José Antonio Nieto, se metió en un lío al encomendarle una plataforma digital para regular el flujo de visitantes a los Patios a la empresa del marido de una asesora de su grupo. Sucedió que entre las voces críticas encontraba la de quien entonces era el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento: Juan Pablo Durán. Hace cinco años, el portavoz municipal del PSOE denunció los «puntos oscuros» del contrato a la firma Intelify y aludió a la «incompatibilidad» de beneficiar económicamente a esta firma por ser de quien era.

Cambio de postura

El embrollo concluyó cuando la empresa cedió gratuitamente el producto al Consistorio. Ahora, sin embargo, Juan Pablo Durán ha defendido la legalidad del contrato a dedo para la empresa en la que trabaja su sobrino y ha llegado a argumentar que «a nadie le pareció relevante» que el hijo de su hermana, la también socialista Inmaculada Durán, trabajara para la firma madrileña a la que el Parlamento encargó una campaña sobre el 4 de diciembre».

Estas contradicciones son inadmisibles para María Luisa Ceballos. «Al PSOE se le llena la boca hablando de la transparencia en las instituciones pero, incluso la presidenta de la Junta, Susana Díaz, calla ante el contrato de un familiar. Si no se dan pronto esas explicaciones, tendrían que asumirse responsabilidades», lamentó ayer la secretaria general de los populares de Córdoba.

Además, la expresidenta de la Diputación emplazó a Ciudadanos a posicionarse sobre este caso que salpica al PSOE. «Quieren abanderar la lucha contra la corrupción, pero cuando se trata de sus socios en el Gobierno andaluz pasan al mutismo absoluto», añadió en referencia a la formación naranja la secretaria general de los populares en la provincia.