Seguridad

La Policía Local de Córdoba se queda sin impresos para denunciar

Los agentes llaman a la grúa, que dispone de cámaras, para acreditar que un coche está mal aparcado

Policía en la sala de movilidad del cuerpo local
Policía en la sala de movilidad del cuerpo local - ABC

Los agentes de la Policía Local de Córdoba se han encontrado con un problema inesperado en su quehacer diario: la escasez de boletines de denuncia debido a un problema puntual con la imprenta que sirve este tipo de documentos al Ayuntamiento de la capital. Las fuentes policiales consultadas aseguran que la escasez es grave y que obliga a los funcionarios a agudizar el ingenio cuando se encuentran con una infracción.

Los boletines son algo más que un papel. Es el documento oficial en el que se establecen los hechos de una denuncia. Si no se dispone de ese formulario, los agentes han optado por llamar a la grúa, que es un servicio privatizado, con el objetivo de plasmar la infracción. Los vehículos de retirada de coches están dotados con un sistema de cámaras y transmisiones que remite en tiempo real las infracciones a la central de la Policía Local. Un funcionario valida las imágenes desde la pantalla de un ordenador. Una forma similar de actuar a la que tienen los agentes de la zona azul.

La situación de escasez llega al punto que los agentes se intercambian mensajes por la radio de la Policía Local no tanto avisando de problemas sino buscando a un funcionario al que le queden boletines de denuncia. Desde el Ayuntamiento de Córdoba se ha asegurado a los funcionarios que el problema puntual se va a solventar de manera breve en cuanto la empresa de artes gráficas que trabaja para el Consistorio entregue los pedidos realizados.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios