SEGURIDAD

La Policía Local de Córdoba se forma en la detección de delitos de odio

La Fiscalía les muestra la necesidad de plasmar todos los detalles de la motivación del autor en el atestado policial

Agentes durante el curso impartido en el Jardín Botánico
Agentes durante el curso impartido en el Jardín Botánico - VALERIO MERINO

El delegado de Seguridad en el Ayuntamiento de Córdoba, Emilio Aumente, junto a la fiscal Lucía Chacón y el jefe de la Policía Local, Antonio Serrano, han inaugurado este lunes un curso de formación sobre cómo identificar un delito de odio a casi medio centenar de policías locales y dos de la Policía Nacional en el Jardín Botánico. Aumente ha considerado «que es muy importante el tipo de delito de odio y discriminación; ya que no están muy claras las denuncias, no están clamaramente tipificados, ni a quién afectan, ni tampoco la actaución de la Policía Local por lo que se necesita que estén realmente capacitados y formados en este aspcto para su detección».

El responsable de Seguridad en el Ayuntamiento de Córdoba ha señalado que es «un curso de formación fundamental para detectar, actuar y prevenir los delitos de odio que han subido un 3 por ciento a nivel nacional en el último año en el que se han registrado 1.758 delitos de este tipo tipificados, aunque la realidad sea otra porque muchas de estas víctimas no denuncian por miedo a que el daño sea mayor».

Por su parte, «el jefe de la Policía Local, Antonio Serrano, ha señalado que era un curso que veníamos demandando hace tiempo porque creemos que la formación es fundamental para todos. Está el ámbito judicial (con la presencia de la fiscal Lucía Chacón), con los aspectos protocolo de actuación con un responsable de la Policía Local de Madrid, que ha actuado en estos temas y los aspectos sociales».

Serrano ha aclarado que «en Córdoba no hay problemática al respecto, no hay muchos casos de delitos de odio pero tenemos que prepararnos para lo que pueda venir para el futuro». Asimismo, el responsable policial ha afirmado que «tenemos que colaborar con la Policía Nacional pero que la Policía Local de barrio de Córdoba se forme en este aspecto y tengamos herramintas importantes para discernir y detectar esas conductas que puedan dar lugar a este tipo de delitos de odio por razón de raza, de discapacidad u orientación sexual».

Una parte fundamental del curso corre a cargo de la fiscal encargada de los delitos de odio de la Fiscalía de Córdoba, Lucía Chacón, quien ha reconocido que los delitos de odio cada vez van a ser más importentes. En este sentido, Chacón ha explicado que «todos necesitamos formarnos y ahondar en la especialización porque son delitos que han aparecido a nivel internacional o se han identificado hace pocos años y no tenemos aún protocolos bien definidos ni tipificaciones muy definidas y es muy importante la labor policial para identificar si es un delito de odio o un delito común». «La diferencia de este primero es que el autor se mueve por una motivación de disciminación a un grupo o minoría que tiene una característica común. Para eso es muy importante que en los atestados policiales se refleje con detalle ese motivo o el móvil del autor proque si no no se va a poder tipificar como un delito de odio y podría pasar por un delito cumún».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios