Institucional

El Pleno municipal trata más de un 30% de mociones que no tienen que ver con Córdoba

UCOR ya denunció esta situación después de que hubiera hasta 34 propuestas que se escapan de las competencias plenarias

Concejales del PSOE y de IU en un Pleno del Ayuntamiento cordobés
Concejales del PSOE y de IU en un Pleno del Ayuntamiento cordobés - Valerio Merino

En lo que va de mandato en Córdoba se ha presentado y debatido un total de 107 mociones en el Pleno cordobés. Lo curioso es que, de ellas, 34, más del 30 por ciento, plantean asuntos que escapan a las competencias de un Ayuntamiento. Esta cuestión ha sido objeto de crítica en los últimos Plenos por una parte de la corporación.

En la sesión de octubre, el edil del Grupo Mixto, Rafael Carlos Serrano (UCOR), afeó a sus compañeros de Pleno su empeño en llevar a debate asuntos que no tenían nada que ver con el día a día de Córdoba. Para muestra, aquella sesión, en la que se aprobó una declaración de apoyo, propuesta por el grupo de IU, a las víctimas del accidente del Alvia en Santiago de Compostela, que piden el esclarecimiento de aquel suceso en el que murieron 79 personas. Se trata de un señalamiento de carácter institucional que sirve para posicionar al Ayuntamiento de un lado concreto en un asunto con eco nacional, pero que tiene poca efectividad y ninguna aplicación práctica real. A pesar de ello, la moción tuvo una larga y tensa discusión de signo partidista.

No es la única propuesta de estas características que ha sido discutida en el Pleno, algo que tampoco es exclusivo de este mandato ni de Córdoba. Mociones de apoyo a los refugiados o al pueblo saharahui, de boicot a Israel o declaraciones contra el Tratado Trasatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) que negocian Estados Unidos y la UE se han llevado parte del tiempo de debate en sesiones ordinarias del Pleno municipal.

También ha servido el Salón de Plenos para que los concejales mostraran su apoyo o su rechazo a determinadas políticas orquestadas a nivel nacional, como la «Ley Montoro» de Sostenibilidad de las Administraciones Locales -que restringe la capacidad de los Ayuntamientos para contratar personal- o mociones en defensa del Estado de Derecho y la cohesión de España, una materia en la que un Consistorio tiene poco que hacer, por no decir nada. Mientras trata de abordarse a través de la Oficina de la Vivienda, el drama de los desahucios también ha protagonizado momentos en el Pleno, con mociones sobre las titulizaciones bancarias sobre las que el Consistorio no tiene poderes reales.

En cada Pleno se cuelan además instancias a Administraciones superiores, como la Junta de Andalucía o el Gobierno de España, que no son más que pequeños tirones de orejas para que cumplan con lo prometido o ejecuten determinadas políticas que, aunque sí tienen que ver con Córdoba, escapan a la competencia municipal.

Los populares llevaron una moción para instar a la Junta, gobernada por el PSOE, a ejecutar actuaciones pendientes. No era la primera de estas características que se planteaba en el Pleno. En julio ya se había aprobado una moción para pedir inversiones tanto al Estado como a la Junta, y no se le pasó a la bancada socialista recordar este hecho. Por su parte, los socialistas plantearon otra en la que pedían al Ejecutivo más autonomía para las entidades locales, que el PP recibió como una crítica encubierta a la gestión de su partido a nivel nacional.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios