Colegio Virgen de Araceli, en Lucena
Colegio Virgen de Araceli, en Lucena - ABC
EDUCACIÓN

El Pleno de Lucena insta a la Junta a que pague el comedor escolar del colegio Virgen de Araceli

El Consistorio propondrá un convenio a Educación para prestar el dinero de las obras

LUCENAActualizado:

El Ayuntamiento de Lucenano pagará las obras de adaptación del comedor escolar del Colegio Virgen de Araceli. Así lo decidieron ayer todos los grupos de la oposición tras aprobar en el pleno extraordinario convocado a tal efecto la moción presentada por PP, Ciudadanos e IU, por la que se comunicará a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía «la negativa del Consistorio a asumir con cargo a los presupuestos municipales los costes de la puesta en funcionamiento del comedor».

En la misma moción se propone a la Administración andaluza, como alternativa a la financiación de los trabajos, valorados en casi 150.000 euros, la firma de un convenio de colaboración por el que el Ayuntamiento adelantaría el coste de los trabajos y la Junta se obligaría «a devolver dicho coste completo a las arcas municipales» con posterioridad.

El pleno deparó un radical enfrentamiento de posturas y un cúmulo de reproches entre el equipo de gobierno y el bloque de la oposición, que vino precedido de una rueda del prensa del PSOE en la que el alcalde, Juan Pérez y la edil de Educación, Encarnación Camacho, argumentaron que el fondo de este debate no es una cuestión de política partidista, sino de oportunidad -la de tener este mismo año un comedor escolar en este centro educativo- y que si el Ayuntamiento rompe el acuerdo al que en febrero llegó el alcalde con la Consejería «serían los padres los que paguen los platos rotos, tras haber formalizado ya en este centro la escolarización de sus hijos pensando que iban a tener comedor escolar.