Ronda de Poniente de Córdoba
Ronda de Poniente de Córdoba - RAFAEL CARMONA
Municipal

Un plan municipal quiere reducir la velocidad a 70 por hora en los accesos y a 30 en las avenidas

El proyecto prevé límites específicos y generales para el horario nocturno

CÓRDOBAActualizado:

El Ayuntamiento de Córdoba trabaja en el Plan de Calidad del Aire que propone una sustancial reducción de velocidad en las zonas principales que afectan al tráfico de la capital. La filosofía pasa por desarrollar un calmado general de los automóviles que inviten a sus propietarios a dejarlos en casa, caminar o tomar el transporte público.

El documento se encuentra en borrador y bajo negociación de las distintas áreas pero este periódico ha accedido ya a un primer resumen de las propuestas. En concreto, el proyecto prevé reducir la velocidad de los accesos y la circunvalación de la ciudad de 90 a 70 kilómetros por hora. Parte de estas vías son carreteras del Estado como la A-4 o la Variante Este. La medida obligaría a reducir la velocidad, por ejemplo, en la Ronda de Poniente o en la Variante Oeste.

El segundo elemento es puramente urbano. El plan propone pasar de 50 a 30 kilómetros por hora en los tramos residenciales de alta actividad para el tráfico. La delegada de Medio Ambiente, Amparo Pernichi (IU), aseguró que la idea es aplicar estas iniciativas en avenida de la Libertad, Al Nassir o Carlos III de forma selectiva. El documento es más explícito porque asegura que en toda la ciudad el límite de velocidad durante toda la noche incluso en este tipo de avenidas sería de 30 kilómetros por hora. El proyecto habla incluso de zonas donde no se podrían superar bajo ninguna circunstancia los 20 por hora.

Reducir las emisiones

¿Qué aporta esta iniciativa? Según la filosofía del proyecto, reducirá considerablemente las emisiones como consecuencia de hacer del automóvil un medio de transporte no competitivo. Eso obliga a establecer medidas para incentivar medios limpios. Calles con menor velocidad serían más amables, dice la propuesta, para el ciclista y el peatón.

Sin embargo, se establece una medida singular, el VAO, en el que está trabajando ya Aucorsa. Los VAO son autobuses exprés, carriles donde solo pueden circular este tipo de vehículos. El proyecto propone también que esté abierto a coches de alta ocupación (dos ocupantes, al menos) lo que serviría para favorecer el «car sharing» (compartir el coche, según la expresión de toda la vida).

El plan propone una prueba piloto de VAO precisamente donde más problemas de tráfico existan. Aucorsa está trabajando en la zona de las Ollerías como elemento primero. El plan de calidad del cree que se debe trabajar en una actuación que permita comprobar que este tipo de iniciativas funcionan para luego llevarlas a toda la ciudad. El plan prevé medidas para favorecer los estacionamientos disuasorios y para incentivar el uso de los coches eléctricos. Propone que los empleados municipales se muevan conforme a un plan estratégico previamente diseñado y que se incentive el reparo de mercancías por el centro por bicicleta creando una plataforma específica.