PUENTE GENIL

Le piden 10 años por disparar a un hombre y tres intentos fallidos de robo en la misma noche

El acusado tambión abrió fuego contra los agentes de la Policía Local pontanesa que finalmento lograron reducirlo

Fachada de los Juzgados de Córdoba
Fachada de los Juzgados de Córdoba - Archivo

El Ministerio Fiscal ha pedido diez años de cárcel para un acusado de varios delitos de robo con violencia en grado de tentativa con un arma de fuego de cañones recortados que disparó contra un hombre con cartuchos cargados de sal.

Según relata la Fiscalía en su calificación, los hechos tuvieron lugar el pasado 13 agosto de 2009, en el polígono Huerto del Francés de Puente Genil, cuando, sobre las 23.30 horas el acusado, J.J.S., «con ánimo de obtener un beneficio ilícito», se acercó a un vehículo que se encontraba estacionado con una persona dentro.

El reo, que llevaba puesto un pasamontañas y esgrimía un arma de fuego, modificada con los cañones recortados, intentó primero abrir el vehículo manipulando una de las manetas del vehículo, un Grand Cherokee. Al no conseguirlo se acercó a la ventanilla del conductor y disparó.

Según el mismo texto, el impacto hizo que la persona que estaba dentro del turismo sufriera erosiones y heridas diversas desde el hombro y tórax izquierdo hasta la zona del brazo derecho y «cuerpos extraños a nivel de la región lateral cervical».

Seguidamente, el acusado, ocho minutos después, se encaminó hacia el concesionario de vehículos Peugeot en la carretera de Lucena y rompió una luna exterior con una piedra para entrar. Allí trató de manipular un vehículo todavía sin matricular, pero al saltar la alarma huyó del lugar.

Y no acabó ahí la cosa, ya que sobre las 01.25, J.J.S. se dirigió a una parcela y tras hacer una agujero en la valla metálica entró dentro y trató de manipular un ciclomotor, pero también falló en su intento.

Finalmente, a las 03.10 horas, el acusado, de nuevo en el polígono Huerta del francés, y todavía con el arma y el pasamontañas, fue localizado por un agente de Policía Local quien le dio el alto. El reo disparó contra el agente sin alcanzarle, así como contra otros refuerzos policiales que se personaron en el lugar y que «emplearon la mínima fuerza imprescindible» para deternerlo, ya que ofreció resistencia.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios