Incendio de la planta de Recicor en la Campiña cordobesa
Incendio de la planta de Recicor en la Campiña cordobesa - VALERIO MERINO
URBANISMO

Pedro García carga toda la responsabilidad del incendio sobre la empresa por «hacer lo que no debía»

El edil de Urbanismo declara que más allá de las competencias de las administraciones «ha habido un claro infractor»

CÓRDOBAActualizado:

En medio del fuego cruzado entre el Ayuntamiento de Córdoba y la Junta de Andalucía a cuenta de las competencias de ambas administraciones sobre el incendio de la planta de residuos de Recicor, el presidente de la Gerencia de Urbanismo, Pedro García (IU), alzó ayer la voz para zanjar el asunto como quien media en una discusión que sube de tono. Sea de quien sea la responsabilidad política, «ha habido un claro infractor: una empresa privada que ha hecho lo que no debía».

García hizo una afirmación que no se había realizado con esta contundencia hasta el momento y que ha llegado un mes después de declararse el incendio en el que ardieron toneladas de plásticos, mientras Medio Ambiente y el Seprona preparan sus informes, la Fiscalía abre una pieza para dilucidar lo ocurrido y el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) expide su propio estudio (cuestionado por la Junta).

También Urbanismo está realizando su propio análisis, según anunció hace unos días García, pero por ahora la Gerencia ya ha tomado una determinación: suspender la actividad Recicor, que «ha hecho lo que no debía en un vertedero». El órgano municipal ha constatado que su actividad excedía a los permisos que tenía concedidos y trabaja en un expediente «donde se informará de todas las cuestiones que han pasado y se aplicarán las sanciones por infringir a la empresa».

El presidente de Urbanismo llegó a acusar a la Junta de Andalucía de «jugar a ocultar» de quién es la responsabilidad y apostó «centrarse en quién ha sido el responsable y a partir de ahí ver las sanciones y cómo se puede trabajar para que esta empresa ni ninguna vuelva a hacer un desastre medioambiental como el que ha hecho Recicor». Este episodio llega justo después de que la alcaldesa, Isabel Ambrosio, declarara que la labor de inspección tiene que ser «mucho más dura» para evitar estos sucesos y de que los bomberos apuntaran sus críticas hacia Urbanismo por no haber exigido las condiciones de seguridad suficientes a la empresa en el proceso de concesión de la licencia.