Visitantes a uno de los patios en concurso
Visitantes a uno de los patios en concurso - RAFAEL CARMONA
TRADICIONES

Los Patios de Córdoba tendrán controladores todo el certamen

El Ayuntamiento busca una salida para darle estabilidad al Centro de Interpretación de la calle Trueque

CÓRDOBAActualizado:

Hace cinco años que los Patios de Córdoba, con mayúscula, tienen el sello de la Unesco, que les otorgó entonces el título de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio (PSOE), hizo ayer balance del lustro con la distinción internacional para la fiesta más genuina del mes de mayo con la entrega de una teja conmemorativa a los representantes de las tres entidades que agrupan a los dueños de las casas que participan en el certamen, y que Claveles y Gitanillas,Amigos de los Patios y Patios de Córdoba. La regidora y la concejala de Promoción de la Ciudad, Carmen González (PSOE), aprovecharon también para aportar algunas novedades acerca del cuidado municipal a esta manifestación tradicional.

El papel de los controladores

Entre ellas se encontró el anuncio por parte de González de que los recintos que concurren a la cita de las dos semanas del quinto mes de año dispondrán de controladores no sólo los días de máxima afluencia —esto es, los fines de semana—, sino durante todo el concurso. Este personal es el encargado de prestar apoyo a los cuidadores, ayudarles a regular el tránsito a sus propiedades —que es libre— y orientar a los visitantes acerca de las raíces de los Patios y del programa de actividades complementarias.

La alcaldesa hizo hincapié en el Centro de Interpretación de los Patios, situado en la calle Trueque, abierto en el segundo semestre de 2016. El Ayuntamiento externalizó la gestión de este equipamiento, concebido para ilustrar acerca de los orígenes de la vida en las casas de vecinos y su evolución hacia una fiesta popular, y cedió el servicio a una empresa. El contrato venció el pasado octubre y, desde entonces, la infraestructura funciona con una escasez de personal extrema, ya que sobrevive a una dotación mínima de profesionales procedentes del Plan Emplea de la Junta de Andalucía.