Municipal

Paseos y deporte por los cementerios de Córdoba

Cecosam se pone como objetivo que los camposantos sean lugares de esparcimiento

Cementerio de la Salud de Córdoba
Cementerio de la Salud de Córdoba - Archivo

La empresa municipal Cecosam ha incluido entre sus objetivos a desarrollar para el año 2017 un elemento sorprendente. Tanto, que habrá a quien le de un poco de repelús. En concreto, que los cementerios superen las tapias que los separan de la calle y que se conviertan «en lugares de paseo». Esa es la redacción literal del informe que acompaña a los presupuestos de la empresa.

El documento no se queda ahí y propone que los cementerios sean verdaderos equipamientos. En concreto, que se celebren actividades «culturales y educativas». Se trata de un aspecto que ya se ha trabajado mediante la inserción en una red de cementerios que disponen de elementos de valor artístico y pequeños conciertos durante el día de Todos los Santos, que por cierto han desaparecido este año con protestas de algunos grupos municipales.

Un tercer elemento aparece en las cuentas de Cecosam como chocante: que en los cementerios se puedan realizar «actividades deportivas». No se aclara exactamente qué deportes se pueden llevar a cabo entre las lápidas: si «running», bicicleta de montaña o algo más tranquilo como el dominó. La clave es convertir los cementerios en una parte más de la ciudad, como un parque o una calle. Cierto es que se trata de lugares tranquilos y silenciosos aunque de ahí a llevar a los amigos hay un trecho.

Cecosam está en proceso de reorientación de toda su política comercial, si es que se puede calificar de esa manera el trabajo que realiza. Se encuentra en un cambio de paradigma que le está afectando gravemente. Sencillamente, dicen los papeles, la gente ya no quiere que la entierren y prefiere que la incineren. Y no existe costumbre, dice el documento, por entregar las cenizas a la empresa municipal para su custodia.

La empresa ya estableció hace años una pradera para esparcir o custodiar cenizas. Ahora pretende realizar reformas en panteones familiares (que hicieron familias pudientes de Córdoba) para convertirlos en columbarios. El primero será el de la marquesa Conde de Salazar, levantado por María del Socorro Conde-Salazar y Acosta para su marido, que fue ministro de Hacienda con Isabel II. Allí se encuentran también los restos de un alcalde de Córdoba, José María Conde Acosta.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios