COMERCIO

Un paseo por la «Inditex street» de Córdoba

Las tiendas de Amancio Ortega en Gondomar y Concepción, templo del «comprar por comprar» en sólo 140 metros

La tienda de Zara vista desde el interior de Stradivarius, ambas de Inditex
La tienda de Zara vista desde el interior de Stradivarius, ambas de Inditex - RAFAEL CARMONA

Ciento cuarenta metros. Esa es la distancia que media entre la primera y la última tienda de Inditex que se sitúan en el eje Gondomar-Concepción. En total son seis y algunas están tan cerca de las otras que, de tirar los tabiques, podrían conformar un pequeño gran centro comercial de un solo propietario. Sólo la tienda de Bershka permanece algo retirada y rodeada de marcas ajenas a su familia, pero el reformado local de la calle Concepción en el que se ubica cumple la misma función que aquella bandera estadounidense sobre el suelo de la Luna: «Aquí estuvo -y estará- Amancio Ortega».

Lo suyo no llega a ser un monopolio, pero Inditex se ha hecho fuerte en una zona en la que compite con marcas de otros grandes grupos como Cortefiel, Mango o El Corte Inglés. En una mañana cualquiera en el centro de Córdoba, lo que más se ven son bolsas de Zara, Stradivarius o Pull&Bear. Marcas que comparten «padre» y filosofía pero tienen cada una su seña de identidad y un público masivo y fiel.

Dos clientas de Pull&Bear, frente a la tienda
Dos clientas de Pull&Bear, frente a la tienda- RAFAEL CARMONA

«Cuando vas a comprar un vestido para una boda, piensas dónde quieres ir. Cuando buscas unas zapatillas de deporte, también. Pero cuando simplemente ‘sales de tiendas’, siempre acabas en las de Inditex». Así resume la función de sus marcas Raquel Roldán, una joven cordobesa que en la mañana de ayer recorría las tiendas del grupo por el simple placer de comprar. El hecho de que estén tan cerca, afirma, facilita mucho la tarea. «Vas a Zara y, ya que estás, te llegas a ver qué tienen en Pull», afirma.

No es casual que las tiendas de Inditex se sitúen tan cerca las unas de las otras. Así se ha esforzado por hacerlo la cadena, que ha ido acercando progresivamente sus marcas hasta reunirlas en unos escasos metros. Hace relativamente poco, Pull&Bear ocupaba el antiguo edificio de La Perla, más cerca de las Tendillas. Se mudó a la sede de Prasa y mejoró sustancialmente tanto su ubicación -en pleno Bulevar- como sus instalaciones. Desapareció también, en esta ocasión sin que se operara un traslado, la tienda Üterque que Inditex tenía en la otra punta de Gondomar y apareció un Zara Home arropado entre la marca de ropa interior Oysho y un Stradivarius que ya ha firmado su traslado al gran local que antes ocupaba H&M. Inditex tiene también presencia en Cruz Conde con una tienda Stradivarius que, sin embargo, también podría ser trasladada al nuevo local, con capacidad para absorberlas a ambas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios