Un grupo de ancianos en Las Tendillas
Un grupo de ancianos en Las Tendillas - ABC
VOCES POPULARES

¿Qué pasa en la casa de un cordobés cuando hay «cagajones en la jilá»?

El «Diccionario del habla cordobesa» recoge ejemplos de léxico autóctono de los distintos municipios

CÓRDOBAActualizado:

El cordobés está plagado de expresiones y palabras que suenan a chino a quienes residen fuera de la provincia. Incluso algunas de estas voces comunes también resultan desconocidas para los habitantes de los municipios distintos a aquel del que procede el vocablo en cuestión.

Así sucede con «haber cagajones en la jilá», expresión típica de la localidad de Montalbán. Según recoge el «Diccionario del habla cordobesa». de Álberto Díaz Villaseñor, hace referencia a «haber dinero en una familia». Se llama «jilá» a las baldosas que se extienden por la parte central del pasillo de una casa desde la puerta al corral. «Esta baldosas eran las fáciles de limpiar cuando las caballerías defecaban al entrar o salir de la vivienda. Así, cuando hay cagajones en la jilá del pasillo significa que en esa casa hay caballo y, por lo tanto, un buen nivel de vida».

Otra expresión curiosa es «entrar la vieja a uno». Típica de Cabra, se suele decir cuando alguien se marea, sufre los temblores típicos del mareo. O «entregar la zalea», propia de los montalbeños, que significa morirse.

En Palma del Río habrá sonado mucho estos días desapacibles una frase: «Está el día para comer pan con la suegra y acostarse con la hija». Se utiliza cuando el tiempo invita a quedarse en casa