PROTESTAS

Los parcelistas vuelven a reventar el Pleno de Córdoba y obligan a iniciarlo a puerta cerrada

Los vecinos de El Higuerón intentar «regalar» botellas de agua sucia a la corporación municipal

El líder de los parcelistas, Rafael Salazar, con una botella de agua sucia
El líder de los parcelistas, Rafael Salazar, con una botella de agua sucia - VALERIO MERINO

El Pleno del Ayuntamiento de Córdoba de este viernes ha comenzado con uno de los encontronazos más tensos vividos en lo que va de mandato. Los parcelistas de El Higuerón, con Rafael Salazar a la cabeza, han protagonizado una bronca protesta que ha acabado con el desalojo de todos los colectivos presentes en el Pleno, donde también se encontraban activistas de Stop Desahucios, sindicatos y trabajadores de Cosmos.

Los parcelistas han intentado acercarse a la zona donde se sientan los concejales para «obsequiarles» con botellas llenas del agua con la que, sostienen, se ven obligados a abastecerse en sus parcelas. La Policía Local ha intervenido frenándoles el paso y se han vivido momentos de verdadera tensión cuando el líder de los parcelistas, Rafael Salazar, se ha negado a obedecer a los agentes.

Bronca con los colectivos

La bronca ha llegado incluso al resto de colectivos. Un activista de Stop Desahucios se ha encarado con Salazar, pidiéndole que dejara celebrarse el Pleno, en el que se debatirá una moción relacionada con el suministro energético para personas sin recursos. Finalmente el Pleno ha sido desalojado y ha empezado a celebrarse a puerta cerrada, aunque después se han abierto las puertas.

Los gritos de los parcelistas se han seguido escuchando desde el pasillo durante varios minutos después de su desalojo. La alcaldesa ha afirmado que las puertas se abrirán para los colectivos que permitan el desarrollo de la sesión. Se trata de la tercera sesión que tiene que ser desalojada por la protesta de los parcelistas, que piden agua y luz para sus viviendas en la barriada periférica.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios