Agentes concentrados en protesta por la agresión al compañero
Agentes concentrados en protesta por la agresión al compañero - ROLDÁN SERRANO
SUCESOS

Paliza a un policía en Córdoba: detenido el autor del ataque que tiene una requisitoria por homicidio

El arrestado, que participó junto a otros tres en la agresión, estaba en búsqueda y captura; ingresa en prisión provisional, comunicada y sin fianza

CÓRDOBAActualizado:

La Policía Nacional ha detenido al cuarto implicado en la brutal paliza a un agente el pasado 5 de mayo en el pasaje Maruja Cazalla, en las inmediaciones de Las Margaritas. Sobre este arrestado pesa una requisitoria por un delito de homicidio consumado anterior a estos hechos.

El Juzgado de Instrucción número 4, en funciones de guardia, ha ordenado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del cuarto detenido. Se le atribuye un presunto delito de atentado a agente de la autoridad.

Esta detención se suma a las otras dos practicadas a comienzos de esta semana -una madre, que golpeó con el palo al agente y su hijo-, que ya se encuentran en prisión. Además, un tercer autor del ataque quedó en libertad aunque con una orden de alejamiento sobre la vícitma, según han informado fuentes del TSJA.

El Sindicato Unificado de Policía de Córdoba, la Confederación Española de Policía de Córdoba, la Unión Federal de Policía y Alternativa Sindical de Policía se han concentrado esta mañana, junto a un centenar de agentes, para condenar la brutal agresión al compañero.

Pasaje Maruja cazalla donde tuvo lugar la agresión al agente
Pasaje Maruja cazalla donde tuvo lugar la agresión al agente - ÁLVARO CARMONA

David Montes, secretario regional de la UFP, ha denunciado una carencia de efectivos policiales y ha denunciado las agresiones que son cada vez más frecuentes y virulentas.

Montes ha pedido el apoyo de todas las administraciones para evitar este tipo de situaciones. En cuanto al estado del compañero, ha indicado que se encuentra mal «física y mentalmente. Su situación anímica es mala».

Los hechos tuvieron lugar la madrugada del pasado 5 de mayo. El «fuera de servicio, que se encontraba caminando solo por la vía pública, al ser reconocido por su condición de agente, fue brutalmente agredido por varias personas de una misma familia».