CONCENTRACIÓN

Pacientes de ELA reclaman un nuevo medicamento

Piden poder usar Masitinib, un fármaco todavía en fase de experimentación

Autoridades junto a enfermos de ELA
Autoridades junto a enfermos de ELA - VALERIO MERINO

Una sola voz para luchar por la vida y contra una enfermedad de efectos atroces. Medio centenar de personas, a la cabeza enfermos y familiares, se concentraron ayer junto a la Puerta del Puente para reclamar medidas que alivien la situación de quienes padecen Esclerosis Lateral Amiotrófica (más conocida por sus siglas, ELA) y que se destinen medios para su investigación.

Vestidos con camisetas naranjas que hablaban de la enfermedad, parte de las reclamaciones se basaban en la utilización de un nuevo medicamento que todavía está en fase de experimentación, y que ha ofrecido unos primeros resultados muy esperanzadores. Se llama Masitinib y no cura la enfermedad, como aseguraron los enfermos, pero sí la ralentiza y alivia algunos de los síntomas.

Entre los enfermos que acudieron a la concentración había personas conocidas como Enrique Aguilar, profesor de Historia de la Universidad de Córdoba, que proclamó su voluntad de seguir luchando contra la enfermedad y de hacerlo, entre otras formas, manteniendo su actividad docente y en la Real Academia deCórdoba.De hecho, algunos compañeros de estas instituciones habían acudido a arroparle. «Les pedimos que se solidaricen con nosotros», afirmó Enrique Aguilar, que se mostró partidario de «dejarse la piel». «Pienso seguir luchando y seguir al lado de todos para conseguir que se administre ese medicamento a todos los que padecemos la enfermedad».

«Fase avanzada»

Otro de los enfermos recordó que la legislación española permite que un medicamento, «en fase avanzada de ensayo, y que ha demostrado que es eficaz», pueda ser utilizado como «medicamento de uso compasivo».

Al acto, además de los familiares, asistieron también representantes del Ayuntamiento, la Diputación, el Gobierno Central y la Junta de Andalucía, con sus máximos representantes a la cabeza. La Junta de Andalucía, por boca de la delegada de su Gobierno en Córdoba, Rafaela Crespín, hizo votos para que la investigación haga posible una curación para la ELA, pero no concretó ninguna medida y se resistió a los medicamentos todavía: «Hay que estar seguros de que no tiene efectos secundarios para el paciente».

El diputado socialista por Córdoba Antonio Hurtado recordó que es un laboratorio privado quien está investigando la curación y urgió a sus profesionales a que los trabajos permitan pronto una esperanza para quienes padecen la enfermedad.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios