SANIDAD

Un paciente patea a un médico y le echa alcohol en los ojos a un vigilante en Pozoblanco

El enfermo, que salía del Hospital Valle de los Pedroches con una vía puesta, agredió también a un celador

Acceso al centro sanitario comarcal del Norte de la provincia
Acceso al centro sanitario comarcal del Norte de la provincia - ARCHIVO

La Dirección Gerencia del Área Sanitaria Norte de Córdoba activó en la noche de este miércoles su Plan de Prevención de las Agresiones a personal sanitario para atender las necesidades de tres profesionales que esa noche se vieron afectados por el comportamiento agresivo de una persona en el servicio de Urgencias del Hospital Comarcal Valle de Los Pedroches, en Pozoblanco.

El suceso tuvo lugar sobre las 23.00 horas, cuando un usuario acudió al servicio de Urgencias y, mientras era atendido, decidió levantarse e intentar abandonar el centro con la vía puesta. En ese momento, el celador intermedió y recibió un golpe en la cara; el médico, que también intentó controlar la situación, recibió una patada del agresor y, por último, el vigilante de seguridad que inmediatamente se personó en la consulta también resultó afectado. En este último caso, el agresor derramó parte del contenido de un bote de alcohol en los ojos del vigilante, según ha informado la Junta de Andalucía.

Denuncia y detención

El mismo médico, antes de que se produjera la agresión y viendo el estado del usuario, había alertado a la Policía Local que, minutos después del suceso, llegó al centro hospitalario. Allí, los agentes detuvieron al individuo en cuestión. En la mañana de este jueves, la Guardia Civil se ha personado en el Hospital para recabar información, ya que los afectados han interpuesto denuncia.

Los profesionales agredidos han necesitado atención médica, aunque presentan heridas leves en el caso del celador y del médico. En el caso del vigilante, recibió atención urgente y en estos momentos se está a la espera de conocer la evolución de las lesiones.

La Dirección Gerencia del Área ha ofrecido asesoramiento jurídico y psicológico. Por su parte, tanto el director gerente Área Sanitaria Norte de Córdoba, Juan Espinar, como la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Luna, han condenado «este lamentable e injustificable episodio». Asimismo, han mostrado «su solidaridad y apoyo a los profesionales que en el ejercicio de su labor han sufrido un episodio de violencia por parte de un ciudadano».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios