PROPIEDAD DEL TEMPLO

Otro informe municipal dice que el Ayuntamiento no puede reclamar la Mezquita de Córdoba

El dictamen establece que no hay base legal para un conflicto sobre la titularidad

Isabel Ambrosio y Pedro García en un pleno municipal
Isabel Ambrosio y Pedro García en un pleno municipal - VALERIO MERINO

El Ayuntamiento de Córdoba tendrá a disposición de la corporación durante esta misma semana el informe legal que se requirió a la Asesoría Jurídica Municipal para establecer qué posibilidades tiene la institución para reclamar para sí la propiedad pública de la Mezquita-Catedral de Córdoba tal y como determina el acuerdo de investidura alcanzado por PSOE, Izquierda Unida y Ganemos. Por segunda vez, los responsables legales de la institución dictaminarán que no existe un camino legal cierto para probar que la corporación es la propietaria del principal monumento.

El trabajo lleva meses realizándose y dispone de una parte histórica, efectuada por el Archivo Municipal, y una parte jurídica, que la alcaldesa, Isabel Ambrosio, encomendó a la máxima responsable de la Asesoría, la abogada Mercedes Mayo. Se trata, afirman las fuentes consultadas, de un trabajo completo y armado legalmente que tiene el objetivo de establecer los distintos escenarios en los que se puede encontrar esta cuestión.

Todas las fuentes consultadas por este periódico aseguran que la determinación de la Asesoría Jurídica es no haber encontrado un resquicio por donde poder argumentar de forma lo suficiente expeditiva que el monumento forma parte del dominio público del Ayuntamiento desde el punto de vista exclusivamente legal. La autora del informe declinó realizar comentarios sobre este trabajo que conocerá en primer lugar la regidora, al haber sido quien realizó el encargo de su desarrollo.

El Consistorio dispone, con éste, de tres documentos distintos sobre la materia. El secretario general del Pleno, Valeriano Lavela, dictaminó que la Mezquita-Catedral no puede ser de nadie. Estableció que era una suerte de superdominio público por el cual la Iglesia no puede ser propietaria del bien como no puede serlo ninguna otra entidad. Según esa tesis, todos los seres humanos serían los dueños del templo. Diversos expertos consideraron que el informe no tenía una base legal cierta. La propia Asesoría Jurídica ya dijo el pasado mes de marzo que el Consistorio no podía inscribir a su nombre la Mezquita-Catedral porque ya estaba a nombre de la Iglesia. El Consistorio cuenta con la dificultad de que el monumento nunca ha formado parte del inventario municipal.

Isabel Ambrosio dispondrá ya de dos opiniones legales contrastadas de los respectivos servicios jurídicos de las administraciones donde ha ocupado cargo. Como delegada del Gobierno andaluz, tuvo acceso al informe que realizaron los abogados de la Junta de Andalucía sobre la materia. El Gobierno andaluz decidió no hacer público ese documento al entender que eran meras notas de trabajo, aunque otras fuentes aseguraban que era porque el documento llegaba a unas conclusiones muy negativas para las opciones que en ese momento defendían el PSOE e IU. Ambrosio declaró hace semanas que el informe de la Asesoría Jurídica sería determinante a la hora de plantear la acción municipal en esta materia.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios