Facahda de la residencia Nueva Aurora de Lucena
Facahda de la residencia Nueva Aurora de Lucena - J. M. G.
INFORME MUNICIPAL

Ordenan el desalojo de una residencia de Lucena por el peligro que corren sus usuarios en caso de siniestro

Técnicos de Urbanismo advierten de la imposibilidad de evacuar a personas de movilidad reducida

LUCENAActualizado:

El Ayuntamiento de Lucena ha trasladado a la Delegación Provincial de Igualdad y Bienestar Social un informe sobre la situación de la residencia Nueva Aurora, sita en la calle Ancha de Lucena, realizado por un ingeniero y un arquitecto de la delegación municipal de Urbanismo, en el que se indica que «al margen de que la actividad implantada en el inmueble no cuenta con las debidas autorizaciones, se considera que, pese a no existir signos de ruina física inminente, el edificio no reúne las condiciones de seguridad y salubridad mínimas» para su uso como residencia de ancianos.

Además, el informe destaca que «si bien el riesgo de incendio y peligro para las personas puede estar presente en todo el inmueble, este se acrecienta cuando las instalaciones son deficientes y el edificio no reúne las condiciones mínimas de seguridad de los ocupantes frente a dicho riesgo, máxime cuando son dependientes físicos».

En opinión de los técnicos municipales se considera que el inmueble «no es apto en sus condiciones actuales para albergar el uso al que se destina, requiriendo una rehabilitación integral para adaptarse y considerando que en la actual situación se encuentran comprometidas la seguridad y salubridad de las personas alojadas en especial, las de la segunda planta , dado el mayor grado de dependencia de las mismas». Por todo ello, los técnicos entienden necesario «proceder en el menor plazo posible al realojo de los mayores en un inmueble apto para su asistencia, así como el cese de la actividad sin las debidas autorizaciones».

La Junta desconoce el informe

El concejal de Urbanismo, José Cantizani, indicó que, más allá de la redacción de este informe, no corresponde al Ayuntamiento ordenar el desalojo de la citada residencia, gestionada por la Asociación Nueva Aurora, siendo este extremo competencia de la Delegación Provincial de Igualdad y Bienestar Social, a la que se ha remitido el informe. Fuentes de la citada delegación, a preguntas de ABC, evitaron pronunciarse alegando que «no nos pronunciamos porque no tenemos conocimiento».

Cantizani explicó que los titulares de la residencia han dado todo tipo de facilidades para la realización de este informe, y ya tienen presentado ante la Administración andaluza un proyecto de rehabilitación integral del edificio, con una inversión estimada en más de un millón de euros.